Averigua qué tipo de pene tienes y la mejor manera de usarlo

La sexóloga Francisca Molero nos explica las cuatro tipologías básicas de pene y cómo emplearlos para maximizar el placer en el sexo

Pollón empalador, pilililla sin más, rabazo gordo, trabuco de manual o tímido micropene. La diversidad morfológica de nuestros órganos sexuales es tan extensa y vasta que bien podría protagonizar una película de serie B, sobe todo porque, si huimos de los estándares aceptados de pene y vagina, nos encontramos con un abanico infinito de formas que pueden parecer extrañas a primera vista, pero que conociéndolas a fondo pueden ayudarnos a ganar en habilidades eróticas y confianza en materia sexual. En este caso, nos vamos a centrar en el aparato reproductor masculino. Concretamente, y dejando a un lado al bien avenido escroto, en la forma y composición del pene

Existe una taxonomía de tipos de pene, aunque no hay una evidencia científica o ensayo clínico que la ratifique, tal y como me explica Francisca Molero, doctora y sexóloga que preside la Federación Española de Sociedades de Sexología. Antes de proceder, la sexóloga me insta a que la importancia que le demos a la forma de nuestros genitales “puede influir mucho o en nada. Cuando hablamos de satisfacción, no tiene por qué haber diferencia tengas tu pene un aspecto u otro, porque son las habilidades eróticas y sexuales las que marcan la diferencia”, concluye la experta. 

Además, Francisca Molero enfatiza sobre desmontar el tópico, tan recurrente en el contexto de relaciones heterosexuales como homosexuales, de que el tamaño grande es lo que más importa. “Se sigue relacionando el placer sexual con el tamaño, sobre todo con el grosor. Se tiene la idea de que un pene grueso, llena más y satisface más. pero depende del suelo vaginal, las habilidades eróticas y la práctica. De hecho, un diámetro grande, a muchas chicas les asusta y piensan que no puede entrar, lo que se conoce como vaginismo”. Dicho esto, aquí van los tipos de penes más habituales que puedes encontrar y qué posturas, a priori, pueden ir mejor para la penetración vaginal o anal.

Pene lápiz

Código Nuevo

Esta forma se caracteriza por un glande estrecho y un grosor menor, independientemente del tamaño. Al ser rectilíneo, estimula las paredes vaginales por igual, aunque si es muy largo, puede molestar si rindes pleitesía al espíritu del empotrador. Be careful, my friend. A priori, no hay ninguna posición mejor o peor, pero se recomendaría aprovechar la forma con posturas en ele. Asimismo, si el pene es más bien delgado, podéis probar con poses apretadas en las que ella (si tu pareja íntima es de sexo femenino) apriete las piernas y él penetre desde atrás.

Pene seta

Código Nuevo

El glande es más pronunciado que el tronco, sobre todo si hay una circuncisión. Hay que tener cuidado al entrar por su morfología, pero cuando el nivel de excitación es alto, el glande de gran tamaño puede estimular la zona con más sensibilidad vaginal, que es la zona uretroclitoriana (donde supuestamente está el punto G) y se encuentra justo al entrar.

Posturas en las se controla mucho la penetración para aprovechar la forma del glande serán clave para disfrutar más, como el sacacorchos, fuerza aérea o el clip. ¡Ah, y no solo eso! La sensibilidad en el hombre suele ser mayor por tener más superficie sensible, escenario ideal para practicar el sexo oral. 

Pene curvo

Código Nuevo

Este pene se caracteriza porque a mitad del tronco se curva hacia arriba, a un lado o hacia abajo. Aunque tener un pene curvo no tiene problemas, si la curvatura es extrema deviene en la enfermedad de Peyronie. Se caracteriza por la formación de una banda fibrosa que curva el tronco de forma muy pronunciada y puede imposibilitar la penetración y que la erección resulte dolorosa.

De buenas a primeras, y con una curvatura normal hacia arriba, la forma puede aprovecharse para estimular la zona uretroclitoriana con la postura del misionero alto en la penetración vaginal. Si, en cambio, la curvatura es hacia abajo, el perrito puede llevaros a los bellos lares del éxtasis y la lujuria. Si es lateral, prueba con la cucharita como postura estrella.

Pene cono

Código Nuevo

Comienza con un glande fino y se ensancha hasta llegar a la base. Su morfología puede ser idónea para comenzar a practicar sexo anal por el glande menor, aunque lo principal, como hemos dicho antes, es la confianza y las habilidades eróticas. Además, del mismo modo que el pene en forma de seta estimula la zona uretroclitoriana nada más entrar, este tipo de penes puede hacerlo cuando se introduce por completo, siempre y cuando el grosor no moleste.

Posturas sexuales en las que él o ella controlen la profundidad de la penetración pueden ser las idóneas para comenzar el baile íntimo de gemidos y de disfrutes. Posturas con gran penetración pueden ser la estrella de mar, la silla o el candelabro italiano. Si buscas más posturas del Kama Sutra, puedes echarle un vistazo a este recopilatorio

Seguramente en un futuro habrá muchas más categorías de pene cuando los hombres queramos conocernos mejor para entender nuestro cuerpo, y nos alejemos de la idea básica de sexo del ‘mete-saca’. Recuerda también la sabiduría de la sexóloga Francisca Molero cuando dice que la morfología del pene no es determinante. El principal objetivo de saber tu morfología es que puede ayudarte para echarle imaginación y mejorar tus habilidades eróticas dejando de lado el falocentrismo y el resultadismo. Tu pene te lo agradecerá y tu pareja también.