Esta app te dice si quiere tema o si simplemente le caes bien

La eterna pregunta que nos hacemos cuando nos enviamos mensajes con alguien que nos gusta solo puede resolverla la inteligencia artificial (si nosotros no nos atrevemos a hacerla directamente)

Llevas días escribiéndote con alguien, semanas tal vez, pero todavía no te atreves a dar el paso y quedar. O si os conocéis en persona, parece que os da corte. Por mensaje sois imparables pero cuando os veis las caras, parece como si no hubiera pasado nada. Te contesta al segundo, siempre tiene algo ocurrente que decirte y te manda links de canciones que molan y que le recuerdan a ti. Pero, en serio, ¿quieres tema o solo te divierto? Es la eterna pregunta y tú no te atreves a hacerla porque claro, qué palo que diga que no y tú quedes como un imbécil.

Ya lo hemos visto muchas veces: la tecnología está aquí para sacarnos de estos apuros y no dejarnos como unos imbéciles. Tinder solo le mostrará a alguien que tienes interés si él/ella también lo comparten (un match). Y así. Ahora llega Mei, una aplicación que analiza tus mensajes de WhatsApp y en base a la inteligencia artificial (lo que han dicho otros en situaciones similares) te dice cuál es su intención. Vamos, que al entregarnos a la tecnología lo que hacemos es convertir los instintos a bases de datos que nos convierten en seres totalmente previsibles. Mucha inteligencia artificial y poca inteligencia emocional.

Resultado de imagen de gif messages

O sea, ¿que solo quiere tema si se expresa igual que el resto de personas que previamente han querido tema en una situación similar? ¿Y si su forma de expresarse es original o diferente? ¿Y si precisamente lo que te gusta de esa persona es que es especial? Mei tiene respuesta para todo: según sus análisis, te da un porcentaje sobre lo cerca que estás de poder liarte con esa persona. Si te da un porcentaje alto, ya sabes que puedes tirarte a la piscina con pocas probabilidades de meter la pata. Si no, haz swipe. O simplemente, guarda un amigo.

Mei se presenta como una herramienta de mensajería sofisticada que puede echarte un cable en los momentos en que se te atasca la comunicación y tiene el objetivo de mejorar tus relaciones. "Ahora hay que ser Shakespeare para follar en Tinder", se dice. Pues ahora tienes una app que te ayuda a ser Shakespeare sin pisar una biblioteca. Es como si dijeras: "Siri, ayúdame a mandarle un mensaje a Abel, que no sé qué decirle". Obviamente, no faltan quienes ponen el grito en el cielo y temen por la privacidad de sus usuarios.

En los últimos meses hemos leído que Tinder lo que hace es manipularnos para juntarnos con una versión idealizada de nosotrxs y rechazamos cada vez más esta visión robótica del amor. Sin embargo, la tentación nos puede. ¿Seremos capaces de mantener la chispa o mejor preguntamos a la estadística? Ante la duda, siempre quedará una flor: me quiere, no me quiere...