La amistad femenina contiene más apoyo emocional que la masculina

Una diferencia que podría tener su origen en el pasado evolutivo de los seres humanos

Aunque sabes que les quieres mucho, probablemente no seas consciente de hasta qué punto tus amigxs son importantes en tu vida. Porque lo son mucho más de lo que sueles especular. De hecho, y como explica en un artículo para Psychology Today el profesor de psicología Frank McAndrew, del Knox College de los Estados Unidos, "los amigos se mencionan con más frecuencia en los estudios como fuentes de felicidad que la familia, la religión o el éxito en la propia carrera". Especialmente cuando, por cuestiones académicas, laborales o sentimentales, te encuentras lejos de tu familia. Se convierten en el gran apoyo.

Los hombres tienen amigos menos íntimos

Lo curioso es que la amistad no toma las mismas hechuras siempre: existen factores que moldean su forma, de los cuales el género es uno de los más relevantes. En palabras de este mismo especialista, "hay algunas diferencias críticas entre los sexos en la manera en que gestionan y definen sus amistades". Por ejemplo, los hombres suelen informar de un mayor número de amigos que las mujeres, pero menos íntimos. Además, las mujeres suelen ser más proactivas a la hora de identificar a una amiga como "mejor amiga" y a distinguir entre grados de amistad. Los hombres usan el término con mayor promiscuidad.

Las mujeres buscan el apoyo emocional

Pero lo más significativo de la diferencia de la amistad en las mujeres y en los hombres procede de un estudio reciente llevado a cabo por científicos estadounidenses. La conclusión era inequívoca: "los hombres prefieren que los amigos tengan riqueza, estatus y la capacidad de ayudarlos a encontrar nuevas oportunidades de pareja, mientras que las mujeres expresaron mucho más interés en amigas que les ofrezcan apoyo emocional, que las ayuden a conservar la pareja que ya tienen y en quienes puedan confiar en un conflicto". Lógicamente, los resultados del estudio hablan de una tendencia. No tienen por qué encajarte.

La amistad: clave para sobrevivir 

¿Pero por qué ocurre esto? La respuesta podría estar en el pasado evolutivo del ser humano. Como asegura el propio McAndrew, "las mujeres solían separarse del grupo de parentesco en el que nacieron debido a la patrilocalidad, que era la práctica común de las mujeres que salían de casa para unirse a la tribu de su pareja masculina". Eso significa que, de la noche a la mañana, perdían a todas esas personas a las que habían estado vinculadas emocionalmente durante muchísimos años. De pronto se sentían profundamente solas en un ambiente en el que apenas conocían a nadie. Debía ser bastante duro.

En circunstancias así, dice este experto, las mujeres "debían valorar especialmente a las amigas que eran cariñosas, que las apoyaran emocionalmente y que fueran también una fuente confiable de información sobre las normas y la política del nuevo grupo". La amistad se convertía entonces en una herramienta clave para sobrevivir en un entorno completamente nuevo. De todas formas, cabe preguntarse hasta qué punto las respuestas de los hombres en este estudio están o no condicionadas por los estereotipos de género. Quizá necesiten más apoyo emocional del que pueden admitir en una cultura de masculinidad tóxica.