Las 6 frases más tóxicas que podrían salir por la boca de tu pareja

Discutir es útil para mejorar una relación, pero algunas expresiones acaban sepultándola a un lugar del que es muy difícil volver

Hay algunas discusiones que las parejas no olvidan. Son esas que, por muy mal que hayan ido, acaban dando lugar a formas mejores de relacionarse porque os ayudan a encajar aspectos de vuestras personalidades que a priori no son fáciles de hacer coincidir. Pero hay cosas que por mucho que luego lleguéis a un acuerdo son muy difíciles de tolerar y de superar. Y esas cosas también pueden ser parte del lenguaje, frases o expresiones ofensivas que no dan pie a la reconstrucción.

Las frases más contraproducentes en las discusiones son esas que atacan la personalidad de tu pareja o que intentan invalidarla en los momentos más tensos de la discusión, explica Psychology Today en un artículo. "En momentos de furia, las parejas no parecen daber qué le hacen al otro. El deseo momentáneo de destrozarlo todo se impone", apunta la revista especializada. Pero esto deja cicatrices que harán que la relación sea muy difícil de reconducir.

¿Cuáles son esas frases que funcionan como líneas rojas? Psychology Today las clasifica en seis categorías:

1. Las que van a atacar la confianza ("Te crees muy atractivx. La gente se ríe de ti a tu espalda"; "¿qué te hace pensar que alguien más va a quererte?")

2. Las que buscan destruir el valor que habéis creado ("No te necesito ni nunca te he necesitado"; "asúmelo, eres el peor amante que he tenido en mi vida"; "ya no me compensa para nada seguir contigo")

3. Las que intentan destruir tu valor ante los demás ("Me da vergüenza estar contigo en público"; "la gente siempre me pide que te deje en casa para que no lo arruines todo").

4. Las que van a acabar con tu personalidad ("Estás fatal. Igual necesitas medicarte"; "eres idiota, arruinas todo lo que tocas" o "eres tan egoísta que solo piensas en ti")

5. Las que intentan culpabilizarte ("Te encanta destruirme y hacerme sentir mal"; "¿por qué no puedes sacrificar una sola cosa por mí?")

6. Las que buscan arrebatarte tus fortalezas ("Yo siempre consigo lo que quiero"; "¿crees que puedes ganarme en una discusión?")

Por mucho que os peleéis, nunca hay que perder el respeto por la otra persona. Es normal que al principio, cuando no os conocéis tan bien, se os escapen momentos de furia, pero no dejéis que eso pase porque os desgastará como personas y como relación. Igual que una pelea no puede llegar a las manos, hay frases que nunca deberían sonar entre dos personas que se quieren. Si las peleas se vuelven tóxicas, entonces ha llegado el momento de replantearse si seguir adelante. Si duele, no es amor.