Las 4 señales sutiles que indican que es hora de abandonar tu relación

Cuando has invertido tanto en una relación, ya sea de pareja o de amistad, cuesta mucho dejarla ir. Ha pasado mucho tiempo y te preguntas a menudo si eso que sientes es pasajero o realmente es hora de dejarlo ir. Aunque cada relación es distinta, la psicóloga estadounidense Jennice Vilhauer pone sobre la mesa cuatro características que indicarían que es hora de cortar. No sabemos si tu relación es insalvable, pero pensar en ti, y en tu salud emocional, es siempre lo mejor que puedes hacer por ti mismo.

1. La bondad se ha ido

Si bien el amor y la conexión entre ambos es importante, al final, la pareja se verá resentida si las dos personas no se tratan con bondad la una a la otra. "La buena voluntad entre ellos, el estar del lado de esa persona incluso cuando puede estar equivocada, la disposición a perdonar los errores y fallos, la tolerancia a sus hábitos molestos", explica Vilhauer. Si sientes que esto ha desaparecido entre vosotros (cosa que no sucede de un día para el otro) y se ha impuesto la irritabilidad, la ira o la distancia, lo vuestro se encuentra en un punto muy delicado y difícil de reparar. 

2. Respeto

La experta sitúa el respeto como uno de los aspectos más importantes de la relación entre dos personas y clave para que se mantenga en el tiempo. "Incluso supera a la confianza porque no puedes confiar en alguien que no te respeta", apunta. Por eso, la forma en la que te trata revela cómo se siente respecto a lo vuestro. Contestar mal a menudo aunque se trate de pequeños desaires, no dar importancia a tu trabajo o dejarte plantado siempre a última hora son distintas formas de faltar al respeto.

Pero si todavía dudas de si tu pareja está haciéndote sentir mal sin darse cuenta, explícaselo. "Si la persona hace un esfuerzo por comprender tu punto de vista y alterar su comportamiento, entonces te está demostrando que le importas", dice Vilhauer. En cambio, si se deshace de lo que sientes, le quita importancia o se mofa, está faltándote de nuevo al respeto. ¿Por qué querrías estar con alguien así?

3. El equilibrio está dañado

El dar y recibir, que se dice. Entre tu pareja y tú debería existir una relación de reciprocidad, que ambos os preocupaseis de las necesidades del otro por voluntad propia y actuaseis en consecuencia. Pero, "cuando una relación comienza a deteriorarse, puede parecer que una persona está haciendo todo el trabajo para mantener la relación, lo que crea un desequilibrio y una desconexión", advierte la psicóloga.

Si estás esforzándote pero notas que tu pareja no pone de su parte y se ha convertido en 'la persona que se deja querer', acabarás por hartarte de no notar su interés en ti. La experta recomienda que des un paso atrás y observes qué hace tu pareja. Si no quiere perderte empezará a dar y tendréis otra oportunidad.

2008

4. Todo por tu pareja

Puede que estés metido/a en una relación con alguien que tiene un trabajo importante o una personalidad arrolladora. ¿Sientes que siempre has dejado tus prioridades a un lado para que tu pareja desarrollara las suyas? En muchos casos, es algo comprensible. ¿Quién no ha dado un paso atrás para ser el apoyo de su compañero/a en algo que le hacía tremendamente feliz? Pero esto no tiene que ser una constante o acabarás por olvidarte de qué quieres para ti.

"Si sientes que la relación trata sobre de la otra persona, intenta crear un espacio para ti y hablarle sobre tus necesidades", recomienda Vilhauer. Si se molesta por perder prioridad, es que se ha olvidado de que eres su pareja, no su sirviente. Así que será la hora de seguir adelante.