4 señales de que ya no quieres seguir ligando, sino que buscas algo más

Ir de flor en flor es divertido durante una etapa, pero generalmente te acabarás cansando

A casi todos nos sienta bien tener una época en la que ligamos por aquí y por allá, quedamos con desconocidxs y nos dejamos llevar por la noche. Tinder es una extensión de nuestras manos y nos sabemos de memoria nuestro mejor perfil y la mejor descripción de nuestra biografía hot para que un día sí y otro también, acaben cayendo en nuestras redes. Durante un tiempo, parece pura adrenalina, pero esto no hay quien lo aguante después de un cierto tiempo. Es una exposición constante al exterior, al juicio de los demás sobre lo que somos. Es un agotamiento.

Aunque hay gente que se pasa la vida fluctuando en relaciones sin compromiso, la mayoría lo que buscamos en el fondo es una relación estable. Por esto, si estamos mucho tiempo acostándonos con gente y abriendo nuestra intimidad sin que nada acabe cuajando, es normal que nos lleguemos a sentir frustrados. O pensando que nadie vale la pena. En este artículo de Elite Daily nos explican cuáles son las señales de que estás empezando a tener fatiga sentimental y que buscas algo más.

1. Pides lo que quieres y eso está bien

Llega un punto en que pasas de simular que lo tuyo es todo superficial. Empiezas a hablar con tus citas de tus mascotas y plantas, afirmas que buscas estabilidad y no te da vergüenza sacar tu lado más íntimo. Siempre te puedes encontrar con la típica persona que le teme al compromiso y que va a salir corriendo pero, ¿qué pierdes en realidad? Si no buscáis lo mismo, tampoco te sabrá mal no seguir quedando. Porque al final iba a ser en vano.

 Resultado de imagen de gif alone happy

2. Te apetece pasar tiempo contigo mismx

Pasar mucho con desconocidxs cansa y seguramente acabarás deseando encerrarte en casa con tu gato, tu peli y tu manta. Cocinar, ir al gimnasio o dar paseos con tus auriculares. El silencio es reponedor y te demuestra que estás agotadx.

3. Sientes que hay gente que busca lo mismo que tú

Ves cómo tus amigxs empiezan a tener parejas y ya no te parece una amenaza a vuestro grupo indestructible de la adolescencia, sino que te parece normal e incluso bonito que la gente se enamore y empiece a planear tener una vida en común. Te apetecen planes como ir al cine con alguien, quedarte a charlar después de la peli o dormir en su casa después de follar. Y para sorpresa, es mutuo. Sí, no tiene por qué darte miedo ni deberías pensar que te estás haciendo mayor. Estás buscando cariño y empatía y podrías estar encontrándolo. No te asustes, disfrútalo.

Resultado de imagen de gif love

4. No le debes explicaciones a nadie

A veces, los sentimientos cambian y no tienes por qué explicárselo a tus ligues. Sientes que has pasado página y no ves la necesidad de ir hablando con toda esa gente con la que te has estado viendo. Vas a lo tuyo porque estás fraguando un cambio y eso está bien.

Todos estos síntomas te hablan de aires nuevos en tu vida sentimental. Lo más importante es que sepas escucharte y no luches contra marea, contra tus sentimientos o lo que te sale de dentro de manera natural. Acepta los cambios como nuevas oportunidades para vivir algo nuevo. Tampoco hay que tomárselo todo como algo definitivo.