4 métodos científicos para olvidar a tu ex de una vez por todas

En América lo llaman science of willpower, y es lo que te permite dejar de hacer cosas como acosar discreta y digitalmente a tu ex o escribirle cuando no debes -y lo sabes-. No eres la primera persona en este planeta que ha olvidado todo lo malo de su relación para dejar paso a un recuerdo 2.0 donde todo era fantástico y maravilloso, lo cual está dificultando de manera extrema el poder sacarle de tu memoria interna. Por suerte, la ciencia tiene algunos consejos para que los fatídicos WhatsApp de las tres de mañana sean cosa del pasado y puedas olvidar a tu ex definitivamente.


Encuentra un modelo de conducta

Llámanos exagerados, pero recuerda que no lo decimos nosotros, sino la ciencia. Y aunque nosotros sabemos bastantes cosas, ellos de hecho saben más aún. Se trata de encontrar a una persona a la cual admires por su fuerza y su voluntad, y recurras a su imagen cada vez que te veas al borde del pecado (y con "pecado" queremos decir volver a acostarte con tu ex aunque sepas de antemano que luego tendrás, como mínimo, una semana de resaca emocional). Da igual si es hombre o  mujer, famoso, amigo o anónimo, el caso es que debe de ser alguien que te haga darte cuenta de que hay vida al otro lado, porque él o ella lo ha comprobado mandando a tomar por saco a esa pareja que tan poco le cuidaba y demostrando lo bien que se está en soledad, o quien sabe, con otra persona con quien conectes más.olvidar a tu ex GOT


Olvidar a tu ex: quien tiene una obsesión, tiene un tesoro

Pero la obsesión no puede ser con otra persona, eso lo queremos dejar claro. No conviertas a tu modelo de conducta en una obsesión para tapar tu ruptura. Vamos a explicarnos: se trata de encontrar una nueva meta que te apasione y volcarte en ella cada vez que sientas la llamada de la nostalgia en tu interior. Algo en lo que invertir el tiempo que usas en pensar en tu ex; correr, escribir, la fotografía, un gran viaje, pintar... cualquier excusa es buena para distraer a nuestra mente y ocupar los gigas de nuestra memoria RAM en cosas que, además, también te harán más culto, feliz o, como mínimo, te dejarán un tipazo.olvidar a tu ex golf


Tu amiga la apatía

El estrés es a la superación de obstáculos lo que los croissants de chocolate a la dieta: un enemigo mortal. Por lo tanto, que sepas que estar nervioso, sobrepasado, ansioso, apático o exhausto va a hacer que busques lo que los psicólogos denominan como "contacto de confort". Y amigo, lo primero que se te va a ocurrir para encontrar ese confort va a ser llamar a tu ex. Y eso no es todo: el estrés hace que tu cerebro se centre en la recompensa e ignore el riesgo potencial que conlleva. Traducción; persona estresada= voy a dormir con mi ex sin acordarme de el día infernal que pasaré tras haberlo hecho. En resumen, intenta relajarte y tomarte todo este proceso con calma. Haz yoga, medita o échate largas siestas. Lo que haga falta.


No pienses en el oso blanco

Este argumento psicológico tan de El club de la lucha es curioso, pero tienes que conocerlo. Se trata del "efecto del oso blanco" que explica que cuanto más centres tu atención en no pensar en algo o alguien, más posibilidades hay de que esto (O ESTE, concretamente) aparezca en tu cabeza. Obviamente, esto funciona con el hambre, los que intentan dejar de fumar, o los que evitan pensar en su ex. En todos los casos, la imagen de lo 'prohibido' acaba viniendo a la mente.olvidar a tu ex nino

De todas maneras, seguramente a leer esto pensarás que si pudieses dejar de pensar en tu ex lo harías, el problema es que no sabes cómo. Por eso, antes te decíamos que quien tiene una obsesión (sana), tiene un tesoro. Piensa en ella las 140 veces al día en las que tu ex asoma por tu cerebro, y con el tiempo ya verás como se cansa de aparecer donde nadie le espera.