Esto es lo único de lo que te tienes que ocupar para ser feliz, según Walter Riso

¿Tienes una horita para relajarte? Toma, aquí tienes un libro que te ayudará: "Filosofía para la vida cotidiana". Espera, no corras, que esto te va a gustar. Aunque ponga 'filosofía' en el título, lo que se cuenta en él es totalmente actual, cotidiano, muy útil e inspirador. Se trata de la nueva obra del psicólogo Walter Riso, cuyo objetivo principal es conseguir que nos vaya mejor cada día. Un auténtico manual para estar mejor de lo nuestro, vaya.

En esta ocasión, echa mano de los pensadores clásicos. Al fin y al cabo, ¿cuántas veces has oído eso de que "todo está inventado"? La vida plena nos aguarda a la vuelta de la esquina, pero podríamos estar aún más cerca de encontrarla si aprendiésemos de nuestros ancestros. Porque no, no todo está inventado... pero casi. Así que no corras, lee y cambia el chip, que siempre hay tiempo para tomar las riendas de la vida y ser un poco más felices. Como hacían los antiguos, claro. Pues ya lo ves: igual no somos tan modernos como creíamos.

Sólo sé que no sé nada

¿Qué podemos aprender de Sócrates, Epicuro, los escéticos, los cínicos y toda esa índole de filósofos míticos? En una época en la que muchas veces se encumbra a personajes de dudoso gusto, recordar a los clásicos no parece muy popular, pero -para no perder las buenas costumbres- Walter Riso ha vuelto a parir un estupendo best seller con el que, a todas luces, logrará que miles de personas filosofen buscando la felicidad, siguiendo el camino trazado por los sabios. Y cita a Montaigne: "Mi oficio y mi arte es vivir".

Cogemos aire, que nos hemos venido arriba...

Adelante. Prepara el marcapáginas y saca un par de horas para leer y pensar. Por si no cuentas con ellas, aquí van algunas claves profundas -legendarias, pero completamente actuales- para la lograr la ansiada plenitud:

  • Sé coherente. La coherencia como forma de vida: practica lo que predicas, en definitiva.
  • Ocúpate de ti mismo. Ya toca. Es imprescindible estar bien con uno mismo.
  • Busca la tranquilidad del alma. Sufre lo menos posible. Mientras se espera a vivir, la vida pasa.
  • Sé autosuficiente. Si deseas lo que depende solo de ti, nadie podrá doblegarte. ¡Ánimo!
  • Vive conforme a la naturaleza; es decir, tienes unas cualidades y una vocación. No lo olvides.

Sabiduría para ser feliz

Walter Riso reflexiona sin descanso y considera que hay que liberar la mente de "las emociones destructivas" y aproximarse "lo más posible a la sabiduría". Y, entre tantos clásicos indiscutibles, elige cuatro nombres propios a los que seguir para lograr una existencia más saludable, molona y positiva: Sócrates por su oposición a ignorarnos a nosotros mismos; Epicuro por su lucha contra "el sufrimiento inútil"; Diógenes (el del síndrome, sí) por pensar libremente y enfrentarse al conformismo de la sociedad; y Epícteto, por defender la fuerza de la razón. "Lo que nos afecta no son las cosas, sino lo que pensamos de ellas", reflexiona.

En fin, la sorpresa será inmensa si abrimos la puerta a la vida plena. La vida que supieron disfrutar algunos genios de la historia. Así que, aunque se digan cosas filosóficas y parezca un poco serio el asunto, no huyas: Walter Riso escribe muy bien, con una redacción sencilla y profunda, ágil, entretenida, optimista... Y, de nuevo, nos sitúa cerca de la felicidad.

Ahora es tu turno.