Los dos tipos de miedo que te impiden conseguir todo lo que quieres

Dedica unos segundos a pensar cuál es tu sueño. No nos referimos a cuando te imaginas que eres Rihanna y cantas en la ducha, te hablamos de qué quieres DE VERDAD. Si te gusta cantar, si querrías tener una pastelería o metas más a corto plazo y que te quitan el sueño día a día, como cuando ves a esa persona de la que estás tan colgado/a pero no te atreves a decírselo porque crees que jamás podría enamorarse de ti.Resultat d'imatges de but she don't love me gif

Tal como explica la coach Susie Moore en su libro ¿Qué pasa si funciona?, a menudo no somos capaces de alcanzar nuestras metas precisamente porque no las aceptamos. "La parte más difícil de llegar al meollo de lo que alguien quiere es hacer que digan en voz alta lo que realmente quieren. No para mí, sino para ellos mismos. Una vez que lo decimos en voz alta, tiene cierto poder", explica Moore. El poder de convertir un deseo intrínseco en una realidad y todo lo que ello implica: tener que ponerte manos a la obra para enfrentarte a tus miedos. Esos temores son lo que se interpone entre tú y tus objetivos y, según cuentan los escritores Dan Baker y Cameron Stauth en su libro Lo que la gente feliz sabe, pueden categorizarse en los dos formas siguientes:

'No soy suficiente'

"Ser suficiente" en el mundo de hoy significa ser educado, estar conectado, ser encantador, inteligente, guapo, delgado, interesante. . . la lista es interminable, especialmente cuando estás ocupado comparándote con tus compañeros", explica Moore. Piensa en cuántas veces no dijiste tu opinión porque creíste que no le importaría a nadie o no emprendiste ese proyecto porque pensaste que no serías lo suficientemente convincente para conseguir apoyos.

Cuando te des cuenta de que ese miedo basado en el exceso de autoexigencia y la falta de autoestima (que en mayor o menor medida tenemos todos, no te culpes) es lo que está haciendo que te quedes estancad@, habrás empezado tu camino.

Resultat d'imatges de i can gif

'No tengo suficiente'

No tengo los estudios suficientes, un móvil suficientemente bueno, el suficiente nivel de inglés. Todo eso que crees que deberías tener para alcanzar tus metas solo son excusas que te pones a ti mismo. Convierte todos esos miedos en pequeñas metas que te acabarán llevando hacia tu objetivo final. ¿Necesitas aprender idiomas para dedicarte a la hotelería? Hazlo.

Sin embargo, también tienes que entender que, a menudo, habrá cosas que no dependan de ti, pero no puedes dejar que te frenen. Ponte las pilas: el trabajo real te traerá cosas buenas y aprenderás que enfrentarte a lo que te asusta es mucho más fácil de lo que parecía.