Por Qué Es Una Suerte Tener Dificultades Al Principio

Qué fácil sería todo si la vida fuera como los videojuegos, que repites la partida y ya sabes lo que te vas a encontrar y qué es lo que más te conviene. Pero no venimos con manual de instrucciones, así que nos toca aprender a vivir y descubrir sobre la marcha lo que nos hace felices y cómo mejorar para seguir siéndolo. En el amor, en el trabajo, como en todo en la vida, las dificultades al principio son la mejor forma de aprender.

Un fracaso amoroso nos enseña la clase de relación que no queremos, igual que una derrota profesional puede salvarnos de errores más graves a la larga. Por eso dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, y que unas veces se gana y otras se aprende. No son simples frases hechas, sino experiencias de muchas personas que han tenido dificultades y después han agradecido haber pasado por eso.

"Muchas veces el éxito va de la mano de previos fracasos, aunque en el momento en que estemos mal nos cueste ver los beneficios".

¿Quién no sueña con ganar la Lotería? Parece que con ese dinero se solucionarían todos los problemas, pero según los estudios no funciona así. De acuerdo con varias investigaciones científicas que se han centrado en analizar las vidas de personas que han ganado el Gordo, el dinero definitivamente no da la felicidad, sino una euforia inicial que dura poco. Lo que se ha visto es que al poco tiempo las personas que eran felices antes de ganar la Lotería volvían a ser igual de alegres que antes de ganar, y los que se lamentaban por todo acababan por retroceder a esa forma de ser.

"Si ahora no eres feliz, no lo serás con más dinero. El dinero solo aumenta lo que ya hay"

Podemos soñar con una relación amorosa sin discusiones, una casa perfecta o un trabajo que reúna todo lo que queremos en la vida, pero si desde el principio tenemos la aparente suerte de encontrar todo eso, es posible que con el tiempo nos surjan problemas mayores, problemas para los que no estaremos entrenados. Porque la vida nos sirve como entrenamiento y nos enseña muchas lecciones, habilidades y alegrías que el dinero nunca podrá darnos. Si invertimos el orden, como pasa en las películas de héroes, donde tienen dificultades y acaban por conseguir su triunfo final, entonces no hay problema, porque uno disfruta del éxito, pero con las lecciones aprendidas. ¡Cuánto se disfruta una relación de pareja maravillosa si antes se ha vivido en una tóxica! ¡Qué maravilloso conseguir vivir de tus sueños si has estado años luchando por conseguirlo!

Lo más curioso de todo es que en el camino hacia el éxito acabamos por descubrir que lo más importante era el propio recorrido: ese abrazo de un amigo cuando más lo necesitábamos; esa pequeña ayuda de nuestra madre que nos prepara un "tapper"; ese amor incondicional de nuestra pareja que se queda con nosotros aunque haya momentos en que no vea el final del túnel. Se saborea más la victoria que la buena vida sin ningún esfuerzo, y además, en el camino hacia lo que soñamos, a menudo nos damos cuenta de que lo mejor de la vida está en vivirla, no en los resultados.

Crédito de la Imagen: Jared Tyler