Estos son los rasgos de tu personalidad que pueden volverse malos

Cuando tu forma de ser está en equilibrio puede ser muy positiva, el problema puede aparecer cuando el carácter de una persona se lleva a un extremo, en ese caso podría resultar contraproducente

Es genial que las personas tengan rasgos positivos dentro de su personalidad. Es más, cuando conoces a alguien que, de primeras, parece borde o cerradx, es posible que te sientas incómodx y que sea más complicado generar un lazo de amistad o, simplemente, que encuentres algo a compartir con esa persona. Ahora bien, como explica un estudio que publican en Psychology Today, incluso los rasgos más positivos en niveles extremos pueden ser contraproducentes y generar problemas en las relaciones, en el trabajo o incluso a unx mismx en cuanto a salud mental. Hay que dar con un equilibrio.

No todos los rasgos positivos de una personalidad son propensos a volverse negativos llevados al extremo. Hay que saber cuáles sí y aquí te nombramos algunos y de qué manera pueden transformarse.

Amabilidad

Las personas que son amables hacen que otras se sientan cómodas y confortables. Además son personas cálidas y cooperativas, lo cual las convierte en excelentes parejas o amigxs. Esto, sin embargo, puede ser negativo en su máxima expresión y en entornos como el trabajo. Es más, el estudio de esta web explica que este tipo de perfiles tienen menos probabilidades de expresar sus ideas creativas y que, en ocasiones, pueden ocultar sus sentimientos más oscuros con esta exageración de amabilidad.

Disciplina

El orden y la búsqueda de logros y objetivos son ingredientes principales dentro de la disciplina. Está muy bien marcarse retos y conseguirlos pero la realidad es que este tipo de disciplina en un plano más profundo es útil hasta cierto punto. Si se alcanza un nivel superior puede llegar a ser problemático porque podría provocar tendencias obsesivas, perfeccionismo y estrés.

Extroversión

Quienes son extrovertidxs hacen que su compañía sea plenamente agradable. Son personas amigables, que tienen tema de conversación y que se interesan por lxs demás. Por lo general son personas que, además, son felices. Ahora bien, la extroversión de manera extrema suele ser uno de los síntomas que está detrás de personas con psicopatías o problemas de salud mental y autoestima.

Apertura

Las personas abiertas tienen más imaginación, están más predispuestas a probar cosas nuevas y tienen mucha curiosidad, un rasgo muy positivo para el trabajo o la ambición personal. Este rasgo puede ser negativo en su extremo porque hace que la persona se mueva en un plano de fantasía e incluso puede hacer que no sepa distinguir entre la ficción y la realidad.

Estabilidad emocional

Mientras que las personas inestables y con mucho estrés viven episodios de excesiva autocrítica e inseguridad, las personas emocionalmente estables están tranquilas y son buenas gestionando la ansiedad. Es realmente positivo tener estabilidad emocional. Eso sí, siempre y cuando se tenga de forma equilibrada. Si la estabilidad emocional se vive en un plano extremo puede ocurrir que, al no tener miedo y al sentirse con plena seguridad, las personas tomen riesgos y decisiones innecesarias. La línea que separa el riesgo de la imprudencia es muy fina y hay que poder detenerse a reflexionar.