Piensa en las emociones como si fueran personas, te ayudará a controlarlas

Es un método al que se le llama 'antropormofizar' las emociones, se trata de una fórmula para detectar de manera más sencilla cómo te sientes

Te despiertas. Estás de resaca. Recuerdas mediante imágenes fugaces lo que pasó la noche anterior y no te gusta. Todo a tu alrededor es un caos. No sabes si huele mal o huele bien. Te entra el bajón. Parece que no hay nada que puedas hacer para recuperarte. Este es uno de los cientos de contextos en el que puede aparecer la tristeza. Pero, sin duda alguna, se trata de una emoción que puedes sentir en miles de situaciones diferentes y que, a veces, es más fuerte —o más duradera— que la alegría

En la película de animación Inside Out, como explica The Guardian, es fácil entender y detectar las emociones porque estas están en el cerebro, tienen forma 'humana' y se comportan de esa manera: interactúan, tienen conflictos, forman amistades... Como explican, también, desde este medio, una nueva investigación ha demostrado que si piensas en las emociones como si tuvieran forma humana es posible menguar tal sentimiento, ya que la persona consigue generar una distancia en el yo y la emoción.

A los participantes del estudio se les pidió que imaginaran la personalidad, la apariencia o la forma de hablar de, por ejemplo, la tristeza y cómo podrían interactuar con ella. Como explican, lo que sucede es que "la mecánica subyacente es el desapego: cuando piensan en la tristeza como una persona, es como si estuvieran dotando de independencia a la emoción". Al imaginar la tristeza con rasgos y características humanas, los participantes del estudio mejoraron su efecto y tuvieron más probabilidades de mostrar autocontrol. Antropormofizar las emociones demostró ser una estrategia de resolución efectiva, preparando a las personas para elegir una opción más práctica o más saludable.

Este estudio ha dejado en evidencia que es posible pensar en las emociones con una nueva forma para regularlas. Hay limitaciones obvias para el estudio como, por ejemplo, que se trata de una fórmula que tiene efectos a corto plazo. La tristeza es una emoción muy fuerte y, a veces, distanciarnos de ella no es posible. Por otra parte, antropomorfizar las emociones positivas también hace que su efecto disminuya, con lo cual esta estrategia podría ser contraproducente.

"20 años de investigación han demostrado que el distanciamiento es importante para minimizar la angustia causada por recuerdos o experiencias negativas", explica Ozlem Ayduk, profesor de psicología en la Universidad de California, Berkeley. Al principio del estudio se pidió a los participantes que repitieran la escena en su mente una y otra vez. Al entrar en ese bucle los participantes entraron de lleno en un estado emocional muy bajo, con tristeza, ansiedad o ira. A partir de ahí les solicitaron que hablaran con esa tristeza o esa ira que les aparecía, imaginando su forma e imaginando cómo sería la conversación. Esto les hizo calmar su angustia casi de forma directa, ya que se trata de un instante en el que enfocas la atención y la concentración en representar esa situación en tu cabeza. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En momentos de dolor, hagamos piña. Foto: @mattelsa

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

El problema, cuando estamos en nuestro propio modo egocéntrico, es que nos sentimos ansiosos, enfadados o tristes y no podemos verlo de otra manera, en parte debido a esas emocionesA medida que rechazas las emociones o que te sitúas fuera del marco subjetivo, las diferentes perspectivas están disponibles y adoptarlas hace que las emociones disminuyan su efecto.

Hablar de unx mismx como si nos estuviéramos refiriendo a otra persona también causa un efecto parecido. Es más, esta fórmula es utilizada por muchos terapeutas en personas que están cerradas o que les cuesta hablar de sus problemas o preocupaciones. Cuando hablamos de aquello que nos hace sentir mal y lo hacemos desde nuestra propia perspectiva nos vamos impregnando de esa emoción de forma directa. Estamos contagiados por ella y no podemos hablar con claridad ni ver su origen. La mayoría de nosotros hemos experimentado esto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dejamos esto aquí para quien necesite saberlo. Fotos de @thefemalewarhol

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Y es que parece que razonamos perfectamente sobre los problemas de otras persona y, somos muy capaces de dar consejos. Pero cuando es nuestra situación personal es más costoso resolver la situación: nacen los prejuicios o nos ponemos a la defensiva. Si pones esto en práctica verás que es más sencillo detectar de dónde viene ese torbellino que sientes dentro.