Por Qué La Mejor Manera De Tomarse Las Cosas En Serio Es Con Humor

"Joder, ¡no te tomas nada en serio!", es lo que escuchan muchas personas que quieren vivir la vida a su manera. Hablamos de esos que le ven a todo una gracia, que siempre tienen preparada una broma, que serían capaces de contar un chiste mientras te explican que les han despedido del trabajo por robar material. Esta gente me da pena. Han convertido el mundo en su club de la comedia particular para sacarnos a todos una sonrisa y se les trata de inmaduros. No entendemos que, como decía Groucho Marx, el humor es una cosa muy seria.

Hay que saber diferenciar entre hacer bromas y tomarse las cosas a broma. Lo primero no implica lo segundo. Aunque en ciertas situaciones de tensión ver a otra personas haciendo coñas pueda sentarte como una patada en el culo, ni mucho menos quiere decir que esté viviendo esa situación de una manera menos seria que tú. De hecho, casi podemos afirmar que en la mayoría de los casos se trata de todo lo contrario.

motivación, felicidad, psicología, codigo nuevo

Según Nietzsche "la potencia intelectual de una persona se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar". Bueno, técnicamente no dijo "persona" sino "hombre", pero a estas alturas de la historia ya podemos utilizar un lenguaje inclusivo. Por lo que, independientemente de que no sepan elegir el momento correcto a nivel emocional, una persona capaz de hacer bromas continuamente casi con total seguridad es alguien bastante inteligente.

Este tipo de gente cuando hacen una coña en una situación tensa no la hacen porque no se la estén tomando en serio, sino porque están seguros de sí mismos y por tanto para ellos no es un problema soltar la tontería de turno. Pero la dejarán caer teniendo claro que la prioridad no es la broma sino lo que sea que estén haciendo. De hecho, es bastante probable que si analizas la situación en general te des cuenta de que la tontería no es algo aislado y que tiene sentido dentro del contexto.

motivación, felicidad, psicología, codigo nuevo

Y hay otro tipo de personas que hacen coñas por todo lo contrario. El estrés de las situaciones tensas puede provocar bloqueos mentales bastante importantes. Ya sabes, el típico momento incómodo en el que no eres capaz de articular más que monosílabos.

Una de las ventajas de los pensamientos positivos (entre los que se encuentra el humor) es que favorecen los cambios químicos en el cerebro que protegen de los efectos del estrés. Por tanto puede haber personas que necesiten tirar de humor en momentos complicados para sentirse cómodas y poder actuar con normalidad.

¿Significa ello que no se lo estén tomando en serio? Ni mucho menos. Precisamente es una muestra de lo opuesto: quieren mostrarse correctas y al no sentirse bien con la situación, le dan un toque de humor para quitarle hierro al asunto y poder así comportarse como lo harían en cualquier otro momento. Es de aplaudir e incluso de agradecer que haya gente capaz de vivir en serio viéndole a todo su lado más gracioso. Porque la risa es felicidad, y para eso estamos aquí.

Crédito de la imagen: Matt Lambert