Un estudio demuestra que la mayor parte de tu vida la pasas en soledad

El punto álgido de la socialización tiene lugar entre la infancia y los 25 años

Habrás escuchado quinientos millones de veces aquello de que la relación que más te conviene cuidar es esa que tienes contigo mismx. Y quizá hace 200.000 millones de años, cuando vivíamos en tribus y pasábamos las 24 horas del día con otras personas, la frasecita, con claro aroma a bestseller de la sección de autoayuda, se habría convertido automáticamente en basura. Pero hoy no. Desgraciadamente, y como ha descubierto una encuesta realizada por el portal de estadísticas Flowing Data, la mayor parte del tiempo de tu vida lo pasas completamente solx. Quizás en verdadero aislamiento. Quizás rodeado de desconocidxs. Pero solx. En soledad

Una ley de vida

Y no importa el momento de tu vida en el que te encuentres: en todas tus edades y en todas tus etapas pasas más tiempo a solas que con otras personas. Sin embargo, la proporción exacta sí varía. Así, y según aseguran desde El Confidencial, medio que se hace eco de la encuesta, "cuando nacemos, nuestro tiempo pertenece casi exclusivamente a nuestros padres y madres, y, como mucho, a otra figura de autoridad que podría encargarse de nuestros cuidados al no poder valernos por nosotros mismos". A partir de este momento, el tiempo que experimentabas en soledad comenzó a aumentar irremediablemente. Como una ley de vida.

Con todo, la infancia, la adolescencia y la adultez temprana no están tan mal. Como apuntan en este mismo medio, "más vale que disfrutes hasta más o menos los 25 años, pues se supone que es la época de nuestra vida en la que más amigos tenemos y más cosas hacemos con ellos". Aunque tu cronómetro de tiempo a solas sigue llegando más lejos que tu cronómetro de tiempo acompañadx, la diferencia no es tan significativa como lo será en el futuro. Son instantes para experimentar la amistad en todo su esplendor. Si estás ahí, si te encuentras muy unido a tus colegas, aprovéchalo. No durará para siempre. No de la misma manera.

El lazo de la amistad

Porque con la treintena empezarás a dedicar mucho más tiempo a tu pareja. "A los cuarenta, más o menos es posible que la mayor parte del tiempo lo pases con tu marido o con tu esposa, así como con tus hijxs". Y los amigxs, aunque importantes, pasan a un segundo plano. No solo por ti: es bastante probable que ellos también estén enfrascados en su propia familia. Por eso será determinante vuestro compromiso por mantener la amistad viva. Es comprensible que cambien las prioridades, pero los amigxs son una red de apoyo brutal. Quizá ya ni tanto para salir de fiesta o montarla en casa, claro, pero sí para encontrar confianza y consejo.

Y a partir de los 50 comienza la caída en picado. Muchos amigxs los dejaste en el camino y otros ya no están porque, lógicamente, las probabilidades de que ocurran desgracias aumentan con los años. Tus hijxs, en caso de que los tuvieras, ya tienen sus propias vidas. Y tu pareja puede seguir ahí o no. En ese sentido, "la cantidad de tiempo a solas aumenta, a la que par que la cantidad de tiempo dedicada a vecinos y conocidos". Esa soledad tan temible, la indeseada, puede hacer acto de presencia. Será momento de involucrarse y moverse para no resignarse a ella. Pero ya llegará: por ahora, disfruta de la etapa top de socialización.