Si No Has Encontrado Tu Camino, Todavía Puedes Seguir Buscándolo

Dicen que la vida pasa muy rápido, así que debe ser por eso que según la sociedad todo aquel que a los veintitantos sigue buscando qué hacer con ella es un caso perdido abocado al fracaso. Nos exigen que vivamos a toda hostia, que cojamos un camino y avancemos sin echar la vista atrás. A aquel que va de un lado para otro se le mira con desaprobación, tanto que llega un momento que su propia mente empieza a hacerle dudar.

¿Estaré haciéndolo bien? ¿Estoy desperdiciando mi vida? ¿Soy un fracaso por no saber aun lo que quiero? Es estresante pensar que se te está haciendo tarde para encontrar tu lugar en el mundo. Y la sensación de presión crece cada vez que alguien te recuerda que estás cerca de los treinta y que sigues sin acercarte a lo que sería la vida óptima de una persona: trabajo, hogar y pareja para el resto de tus días.

motivación, mileniales, felicidad, experiencia, codigo nuevo

La verdad es que nunca es tarde para cambiar de vida, para encontrar lo que realmente se te da bien y te hace feliz. ¿Sabíais que Vincent van Gogh no empezó a pintar hasta los 27 años? Murió a los 37, pero una década le bastó para dejar una obra que le ha llevado a ser uno de los mejores pintores de todos los tiempos. Lo que debemos aprender de esto es que no importa cuánto tardes en dar con lo que te gusta; es mejor estar veinte años buscando y diez disfrutando que pasarse treinta haciendo algo que no te llena.

Así que no te sientas mal ni pierdas la cabeza si ves que el tiempo pasa. Antes o después la oportunidad se manifiesta, y en ese momento debes estar preparado para aferrarte a ella y no dejarla pasar. Harvey Pekar pasó toda su juventud cambiando de rumbo: intentó ir a la Universidad, formar parte de la Marina, trabajó aquí y allá hasta acabar siendo archivista en un hospital de veteranos... y con 36 años empezó a escribir historietas y se convirtió en uno de los pioneros del cómic alternativo estadounidense. American Splendor, su primera obra, se hizo un hueco en DC Comics y tuvo una muy bien criticada versión cinematográfica en 2003.

Thomas Alva Edison dijo una vez: "No he fracasado. He descubierto mil maneras diferentes de no hacer una bombilla". Y es que esa es la única manera de llegar a la solución perfecta, también en la vida: pruebas, pruebas, pruebas, hasta que un día te das cuenta de que ya no tienes que probar más. Da igual cuántas veces te tengas que equivocar, porque el error más grande sería darte cuenta de que te has equivocado y seguir así hasta el final.

motivación, mileniales, felicidad, experiencia, codigo nuevo

"¿No eres del todo feliz? Bueno, pero tienes trabajo, y ya eres demasiado mayor como para estar dando tumbos". Fuck off. Nadie debería tener miedo a hacer sus pinitos en campos que 'no son el suyo' por lo que los demás puedan pensar. Si Kim Basinger no se hubiese atrevido a probar en el cine con 28 años por lo que la crítica pudiese decir, ahora no tendría un Oscar.

Ya sabemos que en este mundo todos nos creemos con derecho de decirle a los demás lo que tienen que hacer, y muchas veces no nos damos cuenta de que pese a las buenas intenciones que tenemos, lo único que hacemos es meterles presión. Por ello es importante tener presente que al fin y al cabo, lo único que cuenta es lo que cada uno piense de sí mismo, y que si crees que aún no has encontrado tu sitio solo tienes que seguir buscando, porque antes o después aparecerá.

Crédito de la imagen: Morrison Chih-Chieh Wang