No Por Nada Decimos Que Los Ojos Son El Reflejo Del Alma

“Alma”, un término comúnmente asociado a la religión. En algunos casos he escuchado que el alma no nos pertenece, sino que le pertenece a Dios. También he oído de aquellos que quisieran venderla al diablo, pero inmediatamente te dirán que no puedes vender algo que no te pertenece. ¿Qué pedazo del alma puede quedarnos a quienes no creemos en esas cosas? Con coraje digo que ¡toda!, porque mi alma es mi conciencia y me pertenece.

Lograr entender al menos en un porcentaje aceptable la personalidad de alguien es un trabajo difícil. Las extrovertidas suelen expresarse de tantas formas y con tal naturalidad que resulta confuso saber si están ocultando algo detrás de tanta comodidad. Por su parte, las introvertidas lucen de entrada como un gran misterio, pues se presentan como personas tan cerradas y estrictas que parece ser necesario una perforadora para lograr ver en su interior. Hablo de “las” y no de “los” porque sin duda me estoy refiriendo a ellas, pero una mujer puede tranquilamente cambiar la letra para ponerse en mi posición y responder: ¿existe alguna ventana hacia el interior de esa persona?

En ocasiones los años no bastan para conocer realmente a alguien si no sabes mirarla fijamente a los ojos. Algunas miradas podrán abrazar tus intenciones y hacerte sentir que tienes total libertad para conocer, para profundizar. Son expresivas, abiertas, comunicativas y hacen quedar en evidencia a quien tiene la dicha de poseer tal poder para hablar sin decir una sola palabra, o al menos eso nos hace creer. Para quien sabe mirar a los ojos, bastan solo unos minutos para sentir que la conoces con solo cruzar miradas.

Pero hay otras miradas que requieren nada menos que nuestro recurso más valioso: el tiempo. Si estamos dispuestos a dedicárselo significa que ya hicimos nuestra primera lectura y consideramos que vale la pena. Esas miradas tímidas que tratan de esconder su alegría, sinceridad e integridad tras la cortina de la seriedad; los ojos le brillan tanto que sin duda nos hacen difícil el poder ver más allá. Pero no hay que intimidarse porque, aunque no todo lo que brille será oro, donde hay brillo suele haber algo especial.

¿Valorar las expresivas o las misteriosas? Eso es cosa de cada quien, porque al final todo se resume en el hecho de qué tanto la quieres conocer. Si quieres conocer a alguien te dirán que “no te guíes por sus palabras porque se las lleva el viento”. Yo no creo que eso sea cierto, porque una vez que das tu palabra es igual a que coloques encima tu sello y si no la cumples sabremos de qué estás hecho. ¿Sus acciones? Esas dan mucho que pensar, porque somos lo que hacemos y eso nadie lo puede dudar.

Pero si quieres romper el misterio y sentir plena seguridad, mirar fijamente a los ojos seguramente te servirá. No por nada decimos que los ojos son el reflejo del alma. ¿Es negra o blanca? La mirada por sí sola te lo dirá.

Foto: Jonathan Emmanuel Flores Tarello     Música: Kevin MacLeod     Loc: Jesús Ranchal

La música empleada en esta locución está registrada bajo una licencia Creative Commons