Cinco señales de que una amistad está amargándote la vida

Por ejemplo, se mete con tus seres queridos. O suelta muchas puyitas, pero nunca te dice nada bonito. Si te ves encerrado en una amistad así, vete de ahí 

Con el confinamiento una de las cosas que más hemos echado de menos son los amigos: los planes, las birras, las fiestas, las excursiones, las tardes de no hacer nada en su casa. Pero también hay gente a la que no has echado de menos, y cuya falta ha sido casi terapéutica. Aunque no nos demos cuenta, es muy fácil entrar en una amistad insalubre, esas que consumen y consumen energía que no compensa los pocos momentos buenos que nos dan. Como explica el portal Psicología y mente, hay cinco patrones comunes que adoptan las amistades tóxicas y que, por tu salud mental, es necesario reconocerlos y poner remedio (ya sea, por lo drástico, rompiendo la relación, o comentándoselo para cambiar los patrones) cuanto antes.

1. No es una amistad recíproca

Lo bonito de una amistad y de cualquier relación es que deis y recibáis de forma recíproca. Es decir, gente cuyos problemas y atención siempre son primordiales y, cuando tú exiges lo mismo, no lo recibes. No puedes estar siempre dando, dando y dando sin recibir. No puedes ser tú quien haga siempre los esfuerzos por moverse, proponer planes, adaptarte al nivel de vida y económico del otro. Para que una relación funcione, ambos tenéis que poner de vuestra parte. “Son los vampiros emocionales”, solamente chupan energía, y no aportan nada si no salen directamente beneficiados.

2. No te ayudan a sanar, sino que alimentan la toxicidad

Imagínate que has roto con tu pareja y estás pasándolo mal, así que como mecanismo de defensa te refugias en el abuso de alcohol, drogas o sexo. En ese momento, lo que necesitas son personas que te quieran y te ayuden a pasar por el trauma. Sin embargo, si tus amigos te animan a entrar en estas conductas que no haces de forma responsable sino para evitar sentir y enfrentarte a tus sentimientos, son personas que están cebando tus comportamientos nocivos. Cuidado con rodearte solo de estas amistades, porque no te ayudarán a crecer ni a salir de un posible pozo emocional.

3. No puedes confiarle tus secretos

Si cuando tienes un secreto piensas: “cuidado, no puedo contarle según qué”, quiere decir que tú ya eres consciente de que no tienes una relación sana con esa persona. La amistad es bonita cuando puedes confiar en ella. No puedes estar midiendo constantemente tus palabras, con miedo a si lo irá largando por ahí o si lo usará en tu contra. Es agotador y a la larga te quemará. Quizá simplemente es un conocido con quien tener relaciones cordiales, y eso está bien. No todo el mundo que te cae bien tiene por qué ser tu amigo, y menos aun si no puedes confiar en ellos.

Toxic Queen! | FDP de Nidoqueen By MEP | •Pokémon• En Español Amino

4. Confunden el humor con la crítica

¿Sabes ese típico amigo con quien os decís “feo”, “tonto”, “payaso”, de forma amistosa, usando el humor haciéndoos puyas porque es vuestro tipo de relación? Eso, si es recíproco, os lo tomáis bien, y equilibráis estos momentos de insultos con el cariño y el apoyo, están bien. Sin embargo, hay personas que lo único que hacen es meterse contigo, y no te dicen qué cosas haces bien, qué cosas les gustan, ni te ayudan a subirte la moral. Al contrario, usan este “humor” para rebajarte. Y luego cuando les dices que te molesta, te responden “es una broma, no te lo tomas tan a pecho”. Si se mete contigo y no entiende que, o a) hay bromas que no gustan y debe dejar de hacerlas, o b) que necesita mezclar apoyo con las puyas, huye.

5. Se mete con tus seres queridos

Decían en Sex and the city que no te metieras con la pareja de tu amiga cuando está enfadada, porque cuando se perdonase con la pareja, a quien culparía por insultar a su amor sería a ti. Quizá no es el mejor consejo, pero tiene parte de razón: meterte con la pareja, familia u otros amigos no aporta nada, simplemente que tu amigo se sienta mal por estar con alguien que a sus amigos no les gusta.

SATC.

Lo mejor es siempre ser crítico y neutral. Tú no estás saliendo con la pareja de tu amigo, así que no lo insultes. Como mucho, critica de forma constructiva sus actitudes, sin pasar al insulto, simplemente que se note que viene como preocupación de amigo y de ver actitudes en otros que no te gustan. Ah, y si tienes un amigo cuyo patrón es insultar a tus seres queridos, cuidado, ese amigo probablemente está intentando aislarte del resto rajando de ellos. De nuevo, toca huir.

CN