6 Preguntas Que Hacerte Ante El Espejo Para Alcanzar Tus Objetivos

“¡Joder!” y “¡coño!” son dos expresiones que tienes que desterrar de tu vocabulario y la forma de hacerlo es más fácil de lo que crees. Para alcanzar los objetivos hay que dejar de quejarse y poner remedio a las cosas… ¡antes de que ocurran! ¿Dónde está la causa del problema? ¿Te lo has preguntado alguna vez? ¡Esa es la cuestión! Por eso hoy te proponemos seguir los consejos del último libro de Marshall Goldsmith. Este reconocido coach ha ‘destilado’ las 6 preguntas que debes hacerte para conseguir alcanzar tus objetivos. En Triggers, Creating Behavior That Lasts - Becoming the Person You Want to Be, Goldsmith pretende ayudar a identificar los “disparadores” –triggers– que provocan que no seamos capaces de cumplir nuestros objetivos y que hacen que nos enfademos y nos sintamos frustrados.

Y tú pensarás que tiene truco. ¿Sólo 6 preguntas? Pues sí. Hay truco: dejar de volverse loco con los resultados y concentrarse en el modo en que se hacen las cosas. Identificar las causas en nuestro entorno y cambiarlas, esforzarse y crear hábitos duraderos.

Para empezar ponte frente al espejo:

1. ¿He hecho todo lo posible hoy por establecer mis objetivos?

Ni Goldsmith, ni nosotros, ni nadie te puede juzgar por lo que se consigue en un día. La vida es una carrera y los días son etapas. Ahora bien, ¿tienes las cosas claras? ¿Te has esforzado por tenerlas? ¡Pues ya sabes! ¡Es el primer paso! Y si lo tienes claro…


2. ¿He hecho todo lo posible hoy por alcanzar mis objetivos?

Y no vale mentir. Sólo hay una persona a la que podrías engañar y vas a pasar más tiempo intentando convencerte frente al espejo que poniendo remedio. No obstante, todos, absolutamente todos, perdemos el rumbo de nuestra vida de vez en cuando. Por más que nos esforcemos. Por eso en lugar de convencerte pregúntale al espejo.


3. ¿He hecho todo lo posible hoy por encontrarle sentido a las cosas?

A veces lo que nos pasa y nuestras acciones parecen las perlas de un collar sin hilo. Por eso hay que luchar por encontrarle sentido a todo. Y sí, también a lo malo. ¡Aunque estamos poniendo remedio!


4. ¿He hecho todo lo posible hoy por ser feliz?

Lo malo no importa. Lo que importa es cómo hacemos las cosas. Esta pregunta hace pensar a cualquiera. Y no sólo en ti mismo y en tu felicidad, piensa en tus relaciones con los demás.


5. ¿He hecho todo lo posible hoy construir relaciones positivas?

Una de las claves del libro de Goldsmith es aprender a relacionarse con los demás. No vivimos solos en el mundo y a veces un mal gesto con un compañero o compañera de trabajo puede amargarte un día entero. Aunque haya sido una gilipollas. Y a veces, ya puestos a reconocerlo, puede que la culpa sea tuya.


6. ¿He hecho todo lo posible hoy por comprometerme al máximo?

Te hemos dicho que ponerle solución a las cosas es más fácil de lo que crees, pero no que no haya que esforzase. Comprométete con tus acciones: tienes que sacar lo mejor de ti mismo.


Son sólo seis preguntas. “¡Está chupado!”, pensarás. Y la verdad es que sí. Y como no queremos que te pierdas nada te las volvemos a recopilar, pero esta vez en versión original:

  • Did I do my best to set clear goals today?
  • Did I do my best to progress toward my goals today?
  • Did I do my best to find meaning today?
  • Did I do my best to be happy today?
  • Did I do my best to build positive relationships today?
  • Did I do my best to be fully engaged today?

Fíjate si es sencillo luchar contra los triggers, hazlo lo mejor que puedas hoy y esta noche ya sabes lo que te tienes que preguntar ante el espejo.