3 factores que explican la nostalgia sexual con tu ex

A veces se hace imposible no recordar el buen sexo con nuestra expareja y desearlo aunque sepamos que jamás volverá

Todos esos polvos con tu ex permanecerán para siempre en tu memoria. Están escondidos en una región del cerebro conocida como hipocampo. Y puede que alguna vez se escapen de esa cárcel de neuronas y regresen a tu mente consciente. No pasa nada. Una aventurilla mental de vez en cuando no es ningún crimen. Aunque en determinadas ocasiones esas aventurillas pueden transformarse en algo más. En una nostalgia sexual a la que no consigues poner freno. Te encantaría repetir. Lo deseas mucho. Y, según la ciencia, probablemente estén mediando algunos de los factores claves que disparan esa nostalgia sexual en los humanos.

Así lo afirma Madeleine Fugère, profesora de psicología social de la Eastern Connecticut State University, en un artículo publicado en el portal especializado Psychology Today, basándose en una investigación llevada a cabo por científicos canadienses y suizos con múltiples parejas. En ese sentido, uno de los factores clave a la hora de entender la nostalgia sexual es la soledad. En palabras de Fugère "los encuestados señalaron que sentían más nostalgia sexual cuando se sentían solos". Por eso no es casualidad que haya más nostálgicos en estos momentos que nunca. Desde que apareció el Covid-19 el sentimiento de soledad se ha duplicado.

Junto a la soledad, otro de los ingredientes más importantes de la nostalgia sexual son las relaciones poco o nada satisfactorias. Como apunta la experta estadounidense, "las personas que calificaron sus relaciones como de menor calidad o que informaron una satisfacción sexual reducida también sintieron más nostalgia sexual" durante la investigación. Pero esto puede ser abordado desde dos maneras. En una sentimos culpa y reprimimos nuestras emociones. En otra somos honestos con nosotros mismos y aprovechamos la nostalgia sexual y lo que nos cuenta para mejorar nuestras relaciones románticas y sexuales

Tanto la soledad como la satisfacción en las relaciones son ingredientes circunstanciales. Sin embargo, como revela la investigación de la que se hace eco Fugère, existen otros ingredientes más inherentes a la persona. Uno que parece tener un enorme impacto en la aparición de la nostalgia sexual es el apego evitativo. Según dicen desde el centro psicológico Cepsim Madrid, el apego evitativo se traduce en "personas huidizas de sus emociones" que transmiten seguridad y autosuficiencia porque han negado sus vulnerabilidades y sus carencias. Les cuesta identificar y expresar sus emociones dentro de una relación.

Al parecer, explica Fugère, "los autores del estudio encontraron que el apego evitativo está relacionado con los sentimientos de nostalgia sexual de una manera compleja". Más específicamente, las personas de un alto apego evitativo experimentan esta nostalgia independientemente de que se sientan solos o no, de que estén satisfechos con sus relaciones o no. ¿Pero por qué sentiría tanta nostalgia sexual alguien satisfecho sexual y románticamente? En palabras de los propios autores, por "una necesidad más crónica de distanciarse de la cercanía y la intimidad de sus relaciones actuales". Y tú creyendo que simplemente estabas cachondx.