El youtuber que piensa que la es Tierra plana nos explica su polémica con el astronauta Pedro Duque

Aunque te parezca una locura o un viaje de ácido creativo, el ‘terraplanismo’ cada día suma más adeptos. Para los que no lo sepan, esta teoría afirma que la Tierra es un disco y abraza el modelo astronómico geocéntricoEn nuestro país, Oliver Ibáñez, un youtuber que cuenta con 91.000 suscriptores en su canal, es la máxima eminencia sobre el tema en internet.

Tanto es así, que esta semana, se convirtió en viral por su polémica respuesta a Pedro Duque, el famoso astronauta conocido por ser el primer español que ha viajado al espacio, quien hizo en un tuit una alusión directa a Ibáñez. 

A los pocos días, según explica a Código Nuevo, el youtuber fue alertado por uno de sus seguidores y decidió responderle:

En efecto, el youtuber no teme a nadie, ya que, según nos dice, se sentaría frente al astronauta o cualquier otro científico a defender esta teoría que lleva promulgando desde 2016, cuando comenzó a ver vídeos de otros terraplanistas estadounidenses y se interesó en el tema. Asegura que es una de las cuestiones que más odio genera, de manera que ya es inmune a las críticas e incluso se divierte con algunos memes que le ridiculizan. "Ser youtuber y hablar de estos temas te expone a todo esto y más", dice con ironía.

Aunque no está solo, también defienden esta teoría personalidades como Shaquille O’Neal o el rapero B.o.B quien lanzó una campaña de crowdfunding para demostrar la planicie del planeta. Ahora, después del jugoso encontronazo con Duque que ha engrosado sustancialmente el número de sus seguidores en redes, hemos charlado con él para que nos cuente cuáles son las principales evidencias que defienden el terraplanismo, también plasmadas en su libro Tierra plana: La mayor conspiración de la historia.

La élite mundial sostiene ‘la gran mentira’

Básicamente, Oliver dice que la verdadera forma de la Tierra se nos oculta a través de un complot de un grupo de familias, banqueros y gente muy poderosa, aútenticos amos del mundo. Este catalán lo conecta directamente con la masonería que para él “está íntimamente relacionada con la NASA, pues hay documentos que demuestran que muchos astronautas son miembros de una logia, como en el caso de Buzz Aldrin —tripulante del Apolo 11—”.

Además, considera que no son humanos, sino que son “una especie de híbridos nephilim —no extraterrestres—, descendientes de los ángeles caídos que, según La Biblia, bajaron a la Tierra antes del Diluvio universal y tuvieron sexo con mujeres humanas”.

Te preguntarás, ¿cómo puede ser posible que toda la comunidad científica a nivel mundial esté de acuerdo en mantener esta ‘farsa’, sin que ninguno de sus miembros se revele y decida compartir la verdad con el mundo? Pues bien, Oliver sostiene que la gran mayoría son “actores contratados que salen a hacer un papelón y que, desde el año 59, no son tantos los afortunados que han viajado hasta el espacio”.

Ante la pregunta de si considera que Pedro Duque forma parte de esta élite, aclara que “es difícil saber si es un masón, pero  el mero hecho de formar parte de varias agencias espaciales gubernamentales evidencian que pertenece al 'selecto grupo de privilegiados'". 

Imágenes photoshopeadas de la Tierra

Cree que tras el boom de esta teoría, “no es coincidencia que todos los días la NASA ‘descubra nuevos planetas y exoplanetas’ de los que solo puede enseñar imágenes falsas y manipuladas con Photoshop”.

En este sentido, añade: "Nunca verás fotografías reales del espacio, son todo gráficos y animaciones. Ellos lo reconocen porque legalmente deben hacerlo. Los medios también contribuyen a confundir con titulares y afirmaciones engañosas sobre la veracidad de estas fotografías. El ciudadano medio no tiene forma de corroborar si son hallazgos reales o son fruto de la imaginación de estos masones de la NASA. Uno de sus diseñadores gráficos, Robert Simmon, admitió que todas las imágenes tienen que estar retocadas y exposo cómo se fabricaban”.

Como evidencia, apela a los blue marbles que proporciona cada año la agencia del globo terráqueo. En concreto la de 2002, donde garantiza que se pueden apreciar nubes clonadas con Photoshop, y la de 2015, en la que aparece la palabra 'sex'. Sí, como en el Rey León de Disney. Un mensaje subliminal que para Oliver no es 'casualidad', ya que atestigua que Walt Disney —también conectado a la NASA— era masón de grado 33. “Wernher von Braun, ingeniero aeroespacial tenía un programa en Disney, donde hacía propaganda para la juventud”, concluye.

Las claves sobre la Tierra Plana

Uno de los grandes pilares del terraplanismo es que “la superficie de un cuerpo líquido en reposo siempre va a buscar estar nivelada y formar un plano horizontal” y que tal afirmación puede ser extrapolada a océanos, ríos, lagos, piscinas o un mero vaso de agua.

“La explicación que nos han dado a cómo están ‘mágicamente pegados’ por la gravedad los océanos a una esfera, en el mundo real nunca la hemos observado. Si mojas una pelota de tenis y la mueves, evidentemente el agua se escurre”, sentencia. Además, explica el fenómeno de las mareas como el propio oleaje que genera el movimiento de las placas tectónicas y no por la atracción gravitacional de la Luna.

“Nos han hecho negar nuestros propios sentidos y la lógica común, nunca diríamos que vivimos en un bola giratoria porque no notamos el movimiento. Experimentos, como el de Michelson y Morley, que han tratado de detectar la rotación de la Tierra han dado un resultado nulo. Tampoco podemos ver la curvatura a más de 33 kilómetros. Muchos pilotos me han confirmado que nunca la han visto. Por tanto, lo lógico es pensar, lo que creían todas las antiguas culturas antes del siglo XVI, que la Tierra es un plano inmóvil”, sentencia.

También cree que el núcleo y las capas del centro de la Tierra son otra 'trola', pues lo máximo que se ha logrado excavar han sido 12 kilómetros en Rusia. Así como apunta que “algunos de los que han rebatido esta teoría y otras con sus descubrimientos han muerto en extrañas circunstancias, como el documentalista Mike deGruy, fallecido en un accidente de helicóptero en Australia”.

Más allá del ‘Muro’

Si la Tierra tiene una especie de forma de pizza, ¿donde está el límite?¿hay un abismo donde todo cae? La teoría establece que en el centro se encuentra el Ártico, rodeado de los continentes y océanos, y en el borde del disco se encuentra un gran muro de hielo, a lo Juego de Tronos, que conforma la Antártida.

Un área donde, según el youtuber, “fue prohibido el libre acceso a ciudadanos normales a través de un acuerdo tácito entre Estados Unidos y la URSS durante la Guerra Fría. Así como ciertas rutas inexplicablemente restringidas a los vuelos comerciales que solo conocen el gobierno y las autoridades”.

El modelo que ve más plausible es el de la bóveda o cúpula de cristal que cubre el disco y limita sus confines, como a los que se alude en el Libro de Enoc o la cosmología egipcia. “En estos confines hay lugares extraordinarios que el ser humano no conoce. El material de la cúpula es desconocido y más allá de ésta, se encuentra el abismo o Sheol, donde habitan seres espirituales”, explica.  

'Prueba' de esta bóveda son los reflejos del sol y la luna sobre ella, de manera que la Tierra es una especie de 'estudio fotográfico perfecto'. El Sol y la Luna, dice Oliver, “no son soles a trillones de kilómetros, sino luminarias que están más cerca y son más pequeños de lo que nos han contado”. Sin embargo, no hay un consenso común sobre si están dentro o fuera de la cúpula.

El motivo de toda esta parafernalia 

¿Y qué interés malévolo hay en que creamos que la Tierra es esférica? Oliver, como creacionista, defiende un diseño inteligente de un ser superior y niega teorías como la del Big Bang o las de Darwin porque nunca han podido ser demostradas. “Todo es producto de un vaciado espiritual. Si crecemos pensando que todo ha surgido por azar o hemos evolucionado aleatoriamente, adoptas una visión nihilista y atea”, asegura.

“Nos reducen a puntos insignificantes en el Universo. Pero, si averiguamos que hemos sido creados y la Tierra es el único centro que existe, somos más importantes de lo que nos han hecho creer. Cuando observas el cuerpo humano, por ejemplo el ojo, te das cuenta de la tecnología tan perfecta que posee. Es absurdo pensar que ha surgido de manera casual. Todo lo que creemos está perpetrado por unos seres de naturaleza luciferina que pretenden ocultar la existencia de Dios y la creación”.

Tras hablar con el máximo exponente del terraplanismo en España, si algo queda claro es que la controversia no acabará con el episodio con el astronauta Pedro Duque. Al menos, ahora ya sabes cuales son sus argumentos y, como suele suceder en estas cuestiones, que cada uno que saque sus propias conclusiones.