Jamás vistas de este color si vas a una entrevista de trabajo

Que la vestimenta es un factor fundamental para causar una buena impresión en una entrevista de trabajo es algo que no se le escapa a nadie. Buena combinación, sobriedad, zapatos impecables, tal vez algún complemento discreto pero atractivo. Dicen que la primera impresión es la que cuenta y que cambiar una opinión negativa es increíblemente difícil. Pero un reciente estudio se ha ocupado de ir un poco más allá, analizando incluso cuál es el color más adecuado para el vestuario masculino a la hora de sentarse ante un director de recursos humanos. ¿Camisa limpia y planchada? Siempre. Pero nunca, jamás, de color rojo.

El estudio, elaborado por la Universidad de Durham, en Reino Unido, ha constatado que los hombres que visten con ropa de color rojo ofrecen una imagen de agresividad y reflejan una actitud dominante, dos características muy poco valoradas por los contratadores. Los expertos mostraron a un grupo de 100 voluntarios, 50 hombres y 50 mujeres, diferentes fotografías de posibles candidatos a un puesto de trabajo, vistiendo camisas de distintos colores. El resultado fue revelador: todos ellos calificaron a los que portaban ropa roja como agresivos y el grupo de hombres, incluso, tildaron a esos candidatos de iracundos.

Se trata de una cuestión social. Tradicionalmente, el color rojo se ha asociado a la violencia, a la alarma, a la ira y a la advertencia del peligro. Los ruidosos timbres de incendios, la sangre, la prohibición en las señales de tráfico y semáforos, todo lo aparentemente negativo presenta una tonalidad rojiza, en mayor o menor intensidad. Por eso, la misma universidad determinó en otros estudios anteriores que ese mismo color es muy adecuado para la vestimenta de los deportistas, dado que incrementa las posibilidades de victoria frente a los rivales.

Por eso, si lo que quieres es ganar al equipo contrario en un partido de fútbol, opta por un camiseta de fuerte y brillante color rojo, pero si de lograr un puesto de trabajo se trata, la ciencia recomienda que te decantes por colores más neutros y relajantes como el azul o el gris, menos vinculados a la agresividad. Todo sea por firmar el contrato.