Reconocer Nuestra Vulnerabilidad Es Lo Que Realmente Nos Hace Humanos

¿Por qué vemos la vulnerabilidad como algo malo para nosotros? ¿Por qué nos asusta que los demás se den cuenta de que somos vulnerables? La socióloga estadounidense Brené Brown intenta explicar a través de sus diversos años de investigación cómo nuestras imperfecciones y su aceptación son la base para que surjan sentimientos como la felicidad, la compasión y la gratitud.

El miedo a la desconexión humana

La vergüenza en las relaciones aparece cuando pensamos que no somos lo suficientemente buenos ("no estoy suficientemente delgado", "no soy lo suficientemente listo", "no soy lo suficientemente guapo"...)  Todo el mundo experimenta la vergüenza y los que no lo tienen es porque son incapaces de empatizar. Para que surja un vínculo entre dos personas es necesario que nos mostremos tal y como somos, con todas nuestras imperfecciones.


Las conexiones humanas y la autoestima alta

La diferencia entre las personas que tienen un fuerte sentimiento de amor y pertenencia y las que no, es que las primeras creen en su valor, mientras que las segundas creen que no son lo bastante válidas para establecer un vínculo con otras personas.


La aceptación de la vulnerabilidad

El valor de ser imperfectos, la compasión de respetarse primero a sí mismo y luego a los demás y la capacidad de aceptar la vulnerabilidad como algo necesario. Estas características son las que definen a aquellas personas que saben quererse e identificar su valía como personas.


Los sentimientos no se pueden filtrar

No puedes decir "aquí está el miedo, la vulnerabilidad, la vergüenza y la decepción; cómo no quiero tener estos sentimientos, los voy a dejar de lado". No funciona así. No se pueden seleccionar los sentimientos que se quieren sentir, ya que cuando bloqueas los sentimientos malos, a la vez bloqueas sentimientos positivos como la felicidad, la alegría y la gratitud.


Todos tenemos nuestra valía

Todos, sin ninguna excepción, tenemos nuestros fracasos, nuestros temores y nuestros miedos y ser conscientes de ellos, aceptarlos y aceptarnos con ellos debe ser una fuente de felicidad.

“Estoy muy agradecida por sentirme vulnerable, porque implica que estoy viva” - Brené Brown