Recetas con marihuana de la hija de Bob Marley para comer y volar

Cedella Marley ha publicado un libro con 75 recetas para chuparse los dedos. Es hora de ir más allá del típico brownie.

Empresarios, artistas, deportistas, hipsters, hippies o jubilados. Pese a los estereotipos del ‘porreta’, el uso del cannabis está tan extendido socialmente como demonizado legalmente. De hecho, hay muy pocos libros de cocina que aborden la marihuana como ingrediente por lo que Cedella Marley acaba de llenar este hueco en el mercado con la publicación de Cocina con Marihuana, de Kitsune BooksLa hija del mítico cantante de reggae se ha convertido en una gurú del bienestar explorando el cannabis como ingrediente de una vida saludable e, incluso, diseñando cosméticos hechos con esta planta. El libro presenta más de 75 recetas, desde platos calientes hasta zumos y pasteles, que además de acariciarte las papilas gustativas te dejarán cantando el Jammin' de Bob Marley.

Antes de empezar

Cedella misma escribe que no hay que abusar de nada, ni siquiera de su libro, y que lo último que quiere es que te pases el día empanado en el sofá. Al contrario, cree que el cannabis no solo te ayuda a relajarte, sino que en la dosis y la calidad adecuadas es compatible con un estilo de vida activo y saludable, como le inspiró su familia en Jamaica. Si nunca has cocinado con marihuana, lo mejor que puedes hacer es informarte un poco más allá de este artículo, y su libro es una buena herramienta.

De todos modos, te recordamos algunas bases de sentido común: no mezcles estas comidas con alcohol, hazlo en un ambiente seguro y tranquilo, no conduzcas después y, sobre todo, cuidado con la dosis. Es difícil saber exactamente la cantidad de THC de la marihuana si no la cultivas tú, así que tendrás que preguntarle a tu ‘proveedor’ y, en cualquier caso, ser precavido. Pon menos cantidad de lo que imaginas que es necesario, porque sube mucho más que un porro. El efecto tarda entre media hora y dos horas en manifestarse, así que ten paciencia, no comas más al cabo de media hora si todavía no te ha subido. Y recuerda que aunque este libro invita a descubrir el uso culinario del cannabis, todas las recetas que incluye se pueden realizar también sin la planta. Si te animas a probar alguna, ya nos dirás si era verdad lo que decía Bob Marley de que "la marihuana une a la humanidad". 

Abrie Pick

El aceite

Aunque también se utiliza la mantequilla para otros platos, en las recetas que te dejamos aquí abajo la marihuana estará presente en forma de aceite (cada ración te pedirá media cucharadita). Lo ideal es cocerlo durante dos horas, así que te recomendamos que hagas para varias ocasiones, porque si lo guardas a temperatura ambiente te durará tres meses. Para hacer dos tazas, mezcla dos tazas de aceite de oliva o de coco con 7g de flor de cannabis molida en un grinder (dosis basada en marihuana con un 15% de THC). Cuécela en el aceite a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que la capa de encima de la mezcla se vuelva espesa y brillante. Cuela el aceite con una estopilla y dejarlo reposar unos minutos. El aceite de coco que guardes se solidificará, pero puedes derretirlo antes de usarlo cada vez. Manos a la obra.

1. Lasaña vegetariana

Para 8 personas (5mg de THC por ración).

Ingredientes

16 placas de lasaña

2 cucharadas de sal marina fina

2 cucharadas y media de aceite de oliva virgen extra

1 cabeza pequeña de ajos picados (unos 8)

2 cucharadas de tomillo fresco bien picado

1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida

1/2 cucharadita de chile chipotle en polvo o chile seco molido

2 cucharadas de tomate frito

1/2 taza de pimientos rojos asados

1 lata (800gr) de tomate triturado 

1 cucharada + 1 cucharadita de aceite de marihuana

6 cebolletas bien picadas

2 tazas de sustituto vegetal de carne

230g de champiñones, en rodajas

3 tazas de brotes de espinacas

1 taza y media de hojas de perejil bien picado

455 g de mozzarella fresca

2 tazas aprox. de queso gouda rallado

1 taza aprox. de queso parmesano rallano 

Preparación

A) Lleva a ebullición una cacerola grande con agua. Añade las placas de lasaña y 1 cucharada de sal. Cuécelas al dente según indique el paquete. Escúrrelas, rocíalas con el aceite de oliva y resérvalas. 

B) Calienta una cucharada de aceite de oliva en una sartén grande. Añade al mitad de los ajos y el tomillo y calienta unos 30 segundos, hasta que huela a los ingredientes. Añade la pimienta negra, el chipotle en polvo y el tomate frito y cocínalo unos 2-3 minutos, removiendo hasta que el tomate se oscurezca. Pon los pimientos, el tomate triturado, el aceite de marihuana, 1 cucharadita de sal y cocínalo unos 10-12 minutos sin dejar de remover, hasta que espese. (Si los tomates tienen piel muy dura, tritúralos primero). Echa la salsa en un bol. 

C) Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en otra sartén a fuego medio-alto. Añade las cebolletas y fríelas unos 2-3 minutos removiendo hasta que empiecen a dorarse. Añade el sustituto de carne y cocínalo 1 minuto aprox. Añade los champiñones, 1 cucharada de aceite y 3/4 de cucharadita de sal y cocínalo unos 5-6 minutos hasta que se ablanden los champiñones, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Añade el resto del ajo y cocínalo unos segundos hasta que desprenda su aroma. Retira la sartén del fuego, añade los brotes de espinaca, 1 taza de albahaca.

D) Precalienta el horno a 190º. Luego coloca la mozzarella en un bol y mezcla el gouda y el parmesano en otro bol. Pon unas cucharadas de salsa en el fondo de una fuente para hornear de 23cm x 33cm. Coloca 4 placas de lasaña en el fondo y unas cuantas más por los lados. Añade 3/4 de taza de salsa a la fuente acompañada 1/2 de la mezcla que has hecho con el sustituto de carne, 1/3 de la mozzarella y 1/3 de la mezcla del queso gouda. Repite los pasos dos veces más con el resto de las placas de pasta, la salsa y el queso.

E) Hornea la lasaña hasta que se gratine y la salsa burbujee, unos 35-40 minutos. Sácala del horno y sírvela con la albahaca restante por encima.

De nada por los abrazos que te darán tus invitados.

Aubrie Pick

2. Tarta de queso Marley con fruta de la pasión

Para 12 personas (5mg de THC por ración). Prepárala un día antes de comerla.

Ingredientes

Para la base de galleta:

2 tazas de galletas tipo Digestive

1/4 cucharadita de sal marina fina

7 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida

Para el relleno de la tarta:

680g de queso para untar (o bajo en grasas) a temperatura ambiente

3/4 de taza de azúcar de caña granulado

1 cucharadita de sal marina fina

Ralladura de 1 lima

1/3 taza de nata para montar

2 cucharadas de aceite de marihuana hecho con aceite de coco 

1 vaina de vainilla, cortada a lo largo

3 huevos ecológicos grandes

Para el glaseado:

2/3 de taza de zumo de fruta de la pasión

1 cucharadita y media de agar-agar en polvo

1 cucharadita de zumo de lima recién exprimido

Nata montada (opcional), para servir.

Preparación

A) Base: Precalienta el horno a 175º. Mezcla las galletas trituradas y la sal en un bol. Remueve mientras añades la mantequilla derretida, vierte la mezcla en un molde desmontable de 23cm y extiéndale uniformemente. Presiona para que quede compacto. Pon la base al horno 10 minutos, y cuando lo saques, deja el horno a 160º. Cuando se haya enfriado un poco, pon papel vegetal debajo del molde. 

B) Relleno: Mezcla el queso para untar, el azúcal, la sal y la raspadura de lima en una batidora a velocidad media hasta que el azúcar ya no esté granulado, y ve separando la mezcla de los lados y el fondo del bol cuando haga falta. Añade la nata montada y el aceite de marihuana y raspa las semillas de vainilla con un cuchillo sobre el bol. Bate hasta que esté todo integrado, y mete los huevos de uno en uno mezclando bien. Vierte el relleno sobre la base de galletas y hornea la tarta una hora aproximadamente, hasta que los bordes estén sólidos pero el centro se mueva un poco al mover el molde. Apaga el horno y deja reposar al tarta media hora dentro, con la puerta entreabierta. Déjala enfiar un par de horas, y luego ponla en la nevera para que se acabe de enfriar. 

C) Glaseado: Pon el zumo de fruta de la pasión y el agar-agar en una cacerola pequeña a fuego vivo. Cuando empiece a hervir, baja un poco el fuego y cocínalo 30 segundos. Retíralo del fuego, añade el zumo de lima y remueve. Vierte el glaseado en un bol, déjalo enfriar 5 minutos y cubre con él la tarta de queso ya fría, inclinándola para que el glaseado se extienda uniformemente. Refrigera la tarta al menos 8 horas, luego pasa un cuchillo por los bordes y suelda el lateral desmontable. Córtala en triángulos y echa nata si quieres.

¡A disfrutar!

Helen Tzouganatos