Un psicólogo facial nos descubre el machismo oculto en las caras de 5 famosos

Hay caras que son un poema, otras que podrían ser un eslogan publicitario y otras que parecen el estribillo de un reggaetón. Desde las que te inspiran buen rollo nada más verlas, a las que te generan la más completa de las indiferencias o las que te hacen cambiarte de acera en cuanto las ves asomar. Aunque no te pares a pensarlo, nos pasamos el día leyendo la cara del personal que nos rodea. Es un instinto que no podemos evitar y del que muy pocos conocen su teoría.

En cambio, el Dr. Julián Gabarre, fundador del Instituto Superior de Morfopsicología y doctor cum laude en Psicología Facial por su Tesis Doctoral Cerebro y Rostro: dos caras de una misma realidad, se ha atrevido a dar una explicación científica a nuestras ansias por leer los rostros ajenos. Junto a él, hemos querido analizar los rostros de los cinco ‘cuñados’ más representativos de nuestro país y ver si lo suyo, sobre todo su machismo recalcitrante, se puede leer en sus facciones (o no).

“Aunque no se puede decir que alguien sea machista a través de una fotografía, sí que se pueden observar rasgos morfológicos que puedan denotar una mayor impulsividad o dominancia que, en el caso de un hombre, pueda desembocar en una actitud machista si no se corrige a tiempo”, argumenta Gabarre antes de proceder a su minucioso análisis de los rostros de nuestros elegidos a través de tan solo una fotografía de perfil y de frente de cada uno de ellos. “No necesito nada más”, dice convencido del rigor y la fiabilidad de su método aunque algunos insistan en considerarlo una ‘pseudociencia’.

Arturo Pérez-Reverte

Los rasgos del periodista y académico nos informan de una persona con energía y actividad. Es imaginativo, intuitivo, concreto y sensible. Si dicha sensibilidad, unida a la actividad, le dan creatividad, también sabemos que detrás de una persona de estas características hay un fondo de reacciones agresivas de dominación inconsciente, tanto en el entorno femenino como en el masculino, correlativas con el machismo. Igualmente, observamos un pasado dolorosamente sentido probablemente por un exceso de protección de los padres que inconscientemente él repetirá en su prole.


Pablo Motos

Es un rostro que denota una notable imaginación, capacidad de improvisación, intuición y notable fluidez verbal. De sentimientos apasionados, en el que se observa un acusado conflicto ‘dependencia e independencia’ que le causa inseguridad y dudas en sus relaciones afectivas del tipo ‘le quiero o no le quiero’. Gran necesidad inconsciente de seducir y conquistar. De componente masculina notable, por lo que su estructura inconsciente es tendente al machismo, no obstante, si se ha trabajado en su niñez se habrá moderado.


Dalas Review

Este rostro pertenece a una persona de mente imaginativa, intuitiva y concreta. Denota que aún no se ha despegado del entorno familiar ya que ha sufrido un exceso de protección impositiva en su entorno materno o paterno. Se observan elementos masculinos impositivos a nivel emocional-relacional y elementos femeninos que no están bien integrados por lo que, por subcompensación, pueden coexistir comportamientos de cierta ternura afectiva y, a veces, impositivos correlativos con el machismo.

Bertín Osborne

Notable potencial intelectual e imaginativo, con rapidez en el cálculo, pero no sin que antes haya pasado por una rápida reflexión, lo que le otorga buenas capacidades ejecutivas. La ambición en lo material es notable y el instinto por disfrutar es considerable. Su zona emocional, de anchura moderada y corta en altura, nos informa de su ‘habilidad para representar’ pero también de algo de egocentrismo. No alberga mucha paciencia en las relaciones que a veces pueden ser expeditivas, lo que nos indica algo de machismo inconsciente que, si ha sido trabajado, puede ser moderado.