Las Pecas Son Miles De Puntitos A Tu Favor Y Estas Cosas Que Crees Que Son Defectos, También

Coco Chanel decía que para ser irremplazable, había que ser diferente. Y no seré yo quien le lleve la contraria. En este mundo loco en el que parece que solo hay un canon de belleza posible, cada vez resulta más evidente que no hay nada más bello que la autenticidad. Y quizás algo de razón tenía Desigual cuando en su spot del año pasado decía que "no hay que dejar que nadie decida lo que es la belleza para ti". ¿Te acuerdas?Lo cierto es que aún es muy largo el camino que nos queda por recorrer. El canon de belleza femenina ha cambiado mucho a lo largo de los siglos. Hemos pasado de venerar las curvas y los cuerpos más bien regordetes, a que nos intenten meter con calzador que la belleza ideal pasa por estar más delgada. Y con los rostros ocurre exactamente lo mismo. Imperan las pieles lisas, las sonrisas 'profiden', las narices pequeñitas... En fin, las mismas caras que vemos en toooodos lados a todas horas. Menudo aburrimiento.

Menos mal que cada vez hay más gente dispuesta a reivindicar la belleza natural de cada uno. Y para muestra, aquí tienes unos cuantos botones.

Gafotas no, interesante

Cuando antes te ponían gafas te llamaban "cuatroojos", pero ahora has pasado a ser la más in de tus amigas. Y es que no cabe duda que las gafas se han convertido en un complemento indispensable para rematar cualquier look. Solo tienes que elegir las que mejor se adaptan a ti y a tu personalidad. Además dan un toque de lo más moderno e interesante. LÚCELAS.


Diastema, A.K.A la sonrisa inocente

Los dientes separados han sido durante años un motivo para que te pusieran los dichosos brackets. Pero ahora son muchas las celebs que se niegan a renunciar a su sonrisa inocente y traviesa. Y si no, que se lo digan a la gran Madonna o a Quim Gutierrez. En un mundo invadido por los incisivos blancos y perfectamente alineados, la diastema se convierte en una de las sonrisas al natural más irresistibles que existen.


Sí (rotundo) a las pecas

Y no rotundo a disimularlas con maquillaje (como se hacía antes). Estas preciosas sobrecargas de melanina en la piel dan un toque aniñado al que es un delito renunciar. Emma Watson, Lindsay Lohan, Emma Stone y Lily Cole son solo algunas de las actrices que las lucen con orgullo. Y cada vez hay más enamorados de estas deliciosas manchitas en la cara. De hecho el fotógrafo inglés Brock Elbank está preparando una exposición de retratos para el año que viene en la que está reuniendo a gente con la cara repleta de pecas. Aquí puedes ver ya algunas de sus preciosas fotos.


Cuestión de narices

Largas, aguileñas, chatas, respingonas... Los expertos han catalogado 14 tipos de narices distintas, aunque realmente no existen dos iguales. Y lo mejor es que cada una tiene su propia personalidad. Es uno de los rasgos más identificativos del rostro de cada cual, como ocurre con Sarah Jessica Parker o Hugh Jackman.  ¿Y acaso no es un hombre arrebatador?


Las cejas gruesas son 'cool'

La tendencia está clara: las cejas gruesas enmarcan el rostro y realzan las facciones. Y quizás una de las 'culpables' de que todas queramos lucir nuestras cejas casi al natural es la modelo y actriz británica Cara Delevigne. Aunque Lily Collins, Arizona Muse o Hilary Rhoda son otras tops que no tienen ningún miedo a llevar sus cejas al más puro estilo bold. 

En definitiva. lo verdaderamente bello es lo natural. Cuanto más tú seas, más auténtico serás.