Las mentes creativas son más sexys

Analizamos, a través de personalidades extraordinarias, cómo explotan esta originalidad para mostrarse ante el mundo.Porque ser creativo se puede entrenar y en IED Barcelona te enseñan cómo.

Ser sexy no tiene nada que ver con las fotografías marcando abdominales. Ni siquiera con esas otras imágenes donde uno clava su mirada al infinito y sale con un perfil que ni el de Cleopatra. Hay personas que son sensuales a otro nivel,  entendiendo por sensualidad algo que va más allá de lo físico y terrenal. Y no es algo que nos resulte extraño, ya que investigaciones recientes afirman que nada nos atrae tanto de otras personas como verles vistiendo con estilo, tocando en una banda o diseñando una nueva app.

Cualquier cosa que pruebe que tienen capacidad de inventar es sinónimo de hambre de autoexpresión. Y la autoexpresión es la habilidad de manifestar y permitir mostrarse desde dentro, sabiendo lo que uno es y sabiendo lo que uno vale. Eso sí que es ser sexy. Pero también es importante entender que la palabra sexy no está centrada únicamente en el terreno de la sexualidad. La creatividad es irresistible en cualquier dimensión porque te hace más resolutivo, estar más empoderado y ser más impactante. Sea cual sea el área en la que te muevas.

Quienes la entrenan consiguen mejores trabajos (no puedes comparar tu anodino currículum con genialidades virales como el Metro Currículum Vitae) y mayor atención social. Porque esa habilidad para hacer las cosas de manera insólita, para salirse del guión, evidencian un universo interior al que es genial introducirse en forma de viaje. Dicho de otra forma: la creatividad conduce de forma irremediable hacia el éxito. ¿Donde entrenarla? En entornos donde la creatividad sea el camino y no sólo la meta, con profesionales que te guien para conseguir una visión original, internacional y capaz de romper con lo establecido.


El branding de Nathy Peluso

Quienes aman a la cantante argentina no lo hacen exclusivamente por su música. Nathy Peluso, de manera inconsciente y natural, ha generado alrededor  de ella una imagen supercreativa que ha conquistado el corazón de muchísima gente. Su fusión artística, sus stories bailando, su impostado acento puertorriqueño o esa forma suya tan humorísticamente original de afrontar las vicisitudes de la vida conforman su marca personal. Todo cuanto toca tiene su toque, su magia, su inventiva. Nathy parece un vendaval de imaginación. Una auténtica experta en branding creativo. Y esa es la razón principal de que nos sintamos inevitablemente magnetizados por su figura.

Nathy Peluso

Bansky, creatividad anónima

Pocos personajes despiertan tanta fascinación como el grafitero británico Bansky. Tan deslumbrante es su arsenal creativo, sus armas de diseño gráfico, que no necesita tener rostro para resultar sexy. El mundo le quiere. Nadie en su sano juicio imaginaría que tras sus pintadas, únicas e imprevisibles, podría esconderse alguien aburrido. Todo lo contrario: Bansky inspira mejor que nadie lo que puede conseguir el ser humano cuando desarrolla su creatividad. Y por eso ninguna otra denuncia política podría competir en términos de impacto social con las denuncias gráficas del anónimo artista callejero. Ninguna podría resultar tan efectiva.

Banksy

El estilo de Marilyn Monroe

Hoy tendría 92 años pero seguiría siendo igual de hechizante. Marilyn Monroe no acabó siendo el icono femenino top del siglo XX solo por su belleza física. Su talento interpretativo, su inteligencia y su creatividad estilística fueron ingredientes básicos. No en vano, la artista californiana introdujo algunas tendencias creativas en moda que perduran todavía: los crop tops, el talle alto, el pelo platino, los labios rojos, los vestidos ceñidos o la espalda descubierta -un desafío para la timorata sociedad de la época-. Su visión de la moda rompía las normas establecidas. Marilyn no era arquetípica y siempre supo fantasear.

Marilyn Monroe

 

Evan Spiegel: cuando la creatividad vale billones

El emprendedor estadounidense cuenta que durante su etapa universitaria, cuando estudiaba diseño, él y sus dos futuros socios "no éramos gente guay, así que decidimos hacer algo que molara". Ese algo resultó ser una red social tremendamente creativa que cautivaría a millones de personas en todo el mundo. Siete años después, aquel algo llamado Snapchat salía a bolsa con una valoración estimada de 24.000 millones de dólares. Spiegel, con la creatividad por bandera, se convirtió en el billonario más joven del planeta. El emprendedor más innovador de todos.  Nada como una idea innovadora para romperlo y que todo el mundo quiera ser como tú.

Today.com

C. Tangana y el marketing artístico

Aquella famosísima y barroca publicidad de su disco Ídolo en mitad de la Gran Vía madrileña terminaron por certificarlo: el músico madrileño ha sabido explotar como nadie la creatividad. No solo en sus canciones ni en sus actuaciones, sino muy especialmente en su manera de venderse, comunicando su marca con enorme originalidad.  C. Tangana es, después de todo, un producto fabricado por Ántón Álvarez. El diseño de sus anuncios, de sus portadas, de su estilismo, de sus movimientos y, en definitiva, de todo cuanto le rodea, está premeditado creativamente. De ahí que el personaje resultante sea poderosamente sexy.

C Tangana

Pero no nos equivoquemos: la creatividad no es un don divino que solo unos pocos han tenido la suerte de recibir. No es cosa de una élite. Es una cualidad innata del ser humano que todos, incluido tú, podemos desarrollar. Por desgracia, la inmensa mayoría de personas pasan por este mundo sin profundizar verdaderamente en ella, obviando el poder que tiene para convertirnos en seres mucho más autónomos, exitosos y felices. Obviando lo sexys que puede hacernos. Obviando que puede entrenarse. Porque sí, la creatividad puede y debe entrenarse. Y escuelas como el IED Barcelona, verdaderos templos de entrenamiento de esta habilidad. Las opciones son casi infinitas. Simplemente entrégate a la creatividad y observa cómo cambia tu vida para siempre.