Masturbarte te hace más sociable: 7 beneficios que tiene para tu cuerpo y tu mente

El orgasmo es ese momento culmen del coito, ese instante que podríamos paralizar en el tiempo para vivirlo una y otra vez. Desde luego, no hace falta nada más para que practiquemos la masturbación y aún así, esta práctica, cuenta con innumerables beneficios

El orgasmo es una descarga nerviosa que genera placer. Si alguna vez lo has vivido, sabes a lo que nos referimos. Quizás es una forma un poco simple de describirlo, ya que cuando se llega a este éxtasis se desencadenan múltiples reacciones químicas que tienen diferentes efectos sobre el cuerpo. Disfrutar de esta sensación corporal es positivo, tanto si es a través del coito como de la masturbación. Si no estás dentro del grupo que ya está convencido de que masturbarse es bueno para la salud, aquí van sus otros siete beneficios.

Te ayuda a dormir

El sueño y la masturbación comparten ciertos aspectos. Es más, ¿nunca te has preguntado por qué después de llegar al orgasmo te dan ganas de dormir? Pues ahí se concentran dos hormonas (la serotonina y la prolactina) que se encargan de regular el sueño y la relajación. Lo que sucede es que la serotonina ayuda a la prolactina a generar esa somnolencia después del orgasmo que nos permite quedarnos dormidos.

Resultado de imagen de sleep after sex gif

Te hace más sociable

En la misma línea que el punto anterior, la masturbación ayuda a que nuestro cuerpo segregue otra hormona llamada oxitocina. Tanto en los hombres como en las mujeres, la oxitocina que se libera en nuestro cuerpo potencia el afecto y el amor. Asimismo se trata de una hormona que estimula la sociabilidad y las ganas de realizar actividades creativas.

Mejora tus dolores

Tras la masturbación se siente un indudable bienestar físico. Es más, no solo nos genera esa sensación agradable sino que también nos ayuda a cambiar el humor. La ya comentada oxitocina es una de las hormonas que nos enciende este confort del que hablamos. Pero no es la única. También está la dopamina: un neurotransmisor que activa el placer y nos llena de ese sentimiento de gozo postorgásmico. Ambas hormonas juntas consiguen, además, anular o calmar temporalmente el dolor de algunas zonas del cuerpo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🦊🥕🎒🍁🍊🎟🛴🦐

Una publicación compartida de MASTURBA TU MENTE (@masturbatumente) el

Aumenta tu concentración

En las mujeres, la oxitocina potencia la creatividad y la comunicación. En los hombres la noradrenalina aumenta la vitalidad. En ambos casos sucede que la libido se calma y desaparece, con lo cual será posible concentrar la energía en actividades intelectuales. Después de masturbarse puede ser un momento ideal para escribir, realizar alguna tarea que nos dé pereza o leer, entre muchas otras labores.

Aumenta la lucidez en la tercera edad

En una investigación realizada en Alemania, concretamente en la Universidad de Rostock, sobre varios grupos de hombres y mujeres entre 60 y 80 años, se analizó la relación que existía entre las relaciones sexuales que tenían con sus parejas y el mantenimiento de sus funciones cognitivas. La conclusión demostró que cuanta más actividad sexual había, mejor conservaban sus reflejos y su intelecto.

Mejora tu sistema inmunitario

En otra investigación realizada de forma conjunta por diversas universidades también alemanas, se demostró que los hombres que practicaron la masturbación presentaban, después de llegar al orgasmo, unos niveles altos de citocinas. Estas proteínas están relacionadas con el sistema inmunitario y cómo funciona el cuerpo se protege ante las infecciones.

Ayuda a parir

La masturbación puede ayudar a que la vagina se dilate. Si el parto no puede suceder o si se retrasa por algún motivo, esta práctica puede no solo dilatar sino también provocar las contracciones. Cualquier tipo de práctica sexual que ayude a parir hará que haya menos intervenciones médicas. De hecho, en varios hospitales se está empezando a tener en cuenta la masturbación o la práctica sexual previa al parto para mejorar el instante de dar a luz.