Si no te gustan tus regalos, alguien te los comprará

El auge de las aplicaciones de compra y venta de elementos (ropa, accesorios, móviles…) ha hecho que surja un nuevo término, el ‘regifting’ y que se esté poniendo en práctica durante estas fechas

Dos días después del día de Reyes y ya he escuchado más de tres veces, en boca de alguno de mis padres, la frase: “si no te gusta, véndelo”. La opción de ir a cambiar el regalo que estaba aguardándome bajo el árbol, no parece ser la prioritaria. Prefieren que me saque un dinero extra vendiendo el regalo en alguna de las aplicaciones que, cada día, crecen más y más, en lugar de que vaya a cambiarlo por algo que me guste y que, además, pueda utilizar. A priori la idea me sorprende pero, si lo pienso un poco más, no es tan mala. No soy la única persona a la que le ocurre esto. Es más, se trata de una tendencia que se llama ‘regifting’ y que, dado el auge que están viviendo las apps de compra y venta, se está poniendo en práctica durante estas fechas.

El universo de la segunda mano

El auge de las aplicaciones es, por tanto, el auge de una economía circular que hace que cualquier persona pueda sacar beneficios de los productos o elementos que ya no desea. Durante mis vacaciones en los días festivos en los que los regalos son los protagonistas, los anuncios de aplicaciones como Vinted o Wallapop se repetían una y otra vez en la pantalla de la televisión y a cualquier hora del día. Estas dos apps son, quizás, las más frecuentes actualmente pero quién no ha oído hablar —o no ha utilizado— la página web segundamano.com o la también famosa Milanuncios. En algún momento he sido usuaria de ellas. En la actualidad tengo un perfil tanto en Wallapop como en Vinted y ambas plataformas me han dado un dinero extra varias veces en el último año.

La misma web Milanuncios ha publicado recientemente un estudio de estas últimas navidades en el que afirma que “más del 40% de los españoles afirma haber vendido regalos que no quería quedarse. De hecho, un 41,3% afirma venderlos por Internet, 7 puntos por encima del pasado 2019”. Esto no es lo único que llama la atención: “3 de cada 10 españoles aseguran que compran regalos de Navidad en el mercado de la segunda mano”. Este último dato es bastante positivo, ya que poco a poco se ha ido adquiriendo consciencia sobre la cantidad de residuos que se generan en el planeta y esto hace que las personas piensen en utilizar otras alternativas, no solo en el regalo en sí, sino también en el envoltorio del mismo. No solo está eso sino que el regalo se puede conseguir más económico.

Como explica el mismo estudio, los principales motivos por los que se han ido vendiendo los regalos que se han recibido durante las navidades son: “la persona realmente no necesitaba o no iba a utilizar el artículo (46,2%), que no le servía o no le iba bien —principalmente cuando el regalo era una prenda de ropa— (20,1 %) o porque, sencillamente, no le gustaba (18,8 %)”. Aquellas personas que revendieron sus regalos ganaron una media de 70 euros.

Si tú no lo quieres, alguien quizás sí

Está tan en auge esta práctica que en eBay es posible encontrar más de dos paquetes aún envueltos y con sus lazos. Los precios de los mismos oscilan entre los ocho y los 50 euros, dependiendo de su contenido, el cual se describe bajo el título de “nuevos regalos de Navidad no deseados”. Algunos usuarios no han querido ni abrir los regalos porque, solamente por quien se los ha regalado, no los desean pero sí entienden que alguna persona puede quererlos. Como explican desde Xataka, este mercado —sobre todo en eBay— mueve millones de euros: “en el año 2015 se gastaron casi 1.900 millones de euros en regalos de Navidad no deseados. En Reino Unido, el 27 de diciembre se vendieron aproximadamente dos millones de regalos de esos que nadie desea”.

Eso sí, las plataformas han ido transformándose. Lo sé porque las vivo desde dentro. Tanto Vinted como Wallapop empezaron siendo apps a las que realmente te dirigías para quitarte de encima cosas que no utilizabas y que otra persona sí. Esto sigue sucediendo, por supuesto, pero a la vez se han convertido en grandes escaparates. Lxs usuarixs recorren decenas de tiendas de ropa de segunda mano en las cuales consiguen prendas por bajísimos precios para luego sacarles un beneficio en dichas aplicaciones. No solo acuden a estas tiendas, durante las rebajas se adquiere ropa que no se desea para luego poder revenderla. No ocurre solo con la ropa, más de una vez le he vendido elementos de decoración al mismo usuario de Wallapop que luego he visto que los revende restaurados y a un precio mayor.

El verdadero objetivo, a fin de cuentas, es poder ganar un dinero extra a través de ellas. Es una buena opción (más ecológica y económica) para adquirir regalos para otras personas o para unx mismx. Tiene un sinfín de beneficios. En mi caso particular, antes de revender esta ropa nueva, intentaré cambiarla por algo que me guste y que pueda usar. Con el paso del tiempo, quizás sí las ponga en venta para otras personas. Cada unx tiene sus fórmulas, lo que está claro es que si tú no quieres algo y no tienes manera de arreglarlo, seguramente alguien lo querrá y ese dinero que te llevas.