El gobierno australiano ofrece 180.000 euros por trabajar durante un año en la Antártida

La División Australiana Antártica (AAD) acaba de ofrecer 150 empleos para cubrir las vacantes de sus estaciones de investigación en el continente helado

En España hay una máxima fácilmente aplicable en cuanto al mercado de trabajo: cuanto más remoto sea el lugar en el que vivas menos posibilidades de encontrar un empleo digno. Eso explica que casi todos tus conocidos se hayan ido a Madrid o Barcelona (o al extranjero) a buscarse la vida y que los pueblos se estén quedando pelados. Pero existe un lugar en el que esa teoría vuela por los aires: la Antártida. La División Australiana Antártica (AAD) acaba de ofrecer 150 empleos para cubrir las vacantes de sus estaciones de investigación en el continente helado.

Los puestos están abiertos a todos los géneros y van desde médicos, ingenieros, mecánicos, cocineros o carpinteros a periodistas o fontaneros. Pero antes de que te parezca una locura irte al lugar más remoto del planeta a buscar trabajo, te comentamos el salario: desde los 199.000 dólares de sueldo base para los médicos a los 61.000 dólares de los trabajos menos especializados. "Desde el punto de vista de una persona con un oficio técnico puedo asegurar que no se encontrará un trabajo como este en ningún lugar del mundo”, explicaba a Daily Mail la mecánica Amy Chetchuti quien, además, gozó de alojamiento pensión completa gratuita durante su estancia. 

Según su experiencia en las bases de Mawson y Davis, en verano llegan a juntarse hasta 100 profesionales en las instalaciones mientras que en invierno el número se limita a 20. Eso provoca que muchos de los que allí están tengan que asumir funciones para las que en un principio no han sido contratados, muy especialmente las continuas actividades de investigación científica que incluyen largos desplazamientos en torno a la base. “Yo misma trabajé en algunas actividades científicas como la recolección de muestras sobre la calidad del aire, la contabilidad de las focas o la perforación de hielo”, apunta. 

Sin embargo, antes de que metas todos tus jerséis de lana en la maleta, lo primero que tendrás que tener en cuenta es que no todo el mundo tiene el perfil psicológico requerido para este tipo de trabajo. Es por ello que los centros de selección de personas trabajan duramente para eliminar los candidatos que podrían afectar a la convivencia de las bases durante los procesos de selección. Una vez las condiciones físicas y psicológicas sean aprobadas podrás optar a un puesto en una de las tres bases sobre el continente antártico (Casey, Mawson y Davis) o en la subantártica de Macquarie Island. Así que si dominas el inglés y no te importa pasarte meses en oscuridad y aislamiento, esta es tu oportunidad. 


Puedes acceder a las ofertas de trabajo aquí.