"Hay gente que ha hecho pactos con el diablo mientras dormía y no lo sabe"

La vidente, médium y canalizadora, Diana Dahan Santos, explica la función de tu alma y la importancia de conocerla para orientar tu vida

El día que Diana Dahan Santos supo que tenía el don de conectar con el más allá, apenas sumaba ocho años. Aquella mañana, su madre le comunicó que a pesar de su temprana edad pronto sería tía. Sin embargo, la respuesta de la pequeña dejó a su madre helada: “No te encariñes demasiado mamá, el bebé no estará mucho tiempo entre nosotros”. Dos meses más tarde su predicción se cumplió. Ahora, con más de 30 años de experiencia como médium, vidente y canalizadora, y con un libro que ya va por su cuarta edición, Diana pone su don al servicio de aquellos que quieren contactar con sus seres queridos, cerrar las heridas de su alma o descubrir su propósito en la vida.

Tras reunir a más de 800 personas en su charla en el Magic Internacional 2018, la mayor feria de espiritualidad, terapias alternativas y paraciencias del país, Diana responde todas esas preguntas sobre el más allá que los escépticos jamás se plantearían verbalizar pero que todo el mundo se ha hecho en algún momento de su vida.

Cuando se piensa en una médium a todo el mundo le viene a la cabeza Whoopi Goldberg en la película Ghost. Pero, ¿qué significa realmente ser médium?

Como ya indica la palabra un médium es una persona capaz de enlazar las diferentes secuencias energéticas de las personas. Acabo de dar una conferencia en la que había cientos personas y he tenido que parar y preguntar al público a quién se le había muerto un hijo porque había un niño que no paraba de decirme ‘dile a mi madre que estoy bien’ y resulta que a una señora del público se le había muerto el hijo hacía una semana. 

Ok… ¿Los muertos se te acercan y te hablan? ¿Cómo funciona esto?

Me llegan mensajes auditivos, visuales e incluso sentimientos de las almas. Es difícil de entender, pero yo me muevo en muchas dimensiones al mismo tiempo y lo percibo todo. Por ejemplo, si voy caminando por la calle pero mi alma se va a otras dimensiones. Me voy y vuelvo. Cuando eres médium no hace falta ser como lo que sale en la televisión. Haces tu vida normal, te llegan mensajes y te encargas de bajarlos. 

Supongo que, como dices, la imagen que se ha dado en el cine y en la televisión sobre los médiums no ha contribuido a que las personas se tomen esto demasiado en serio. Pero, ¿es cierto que hay mucho timo en estos temas?

Sí, hay muchísimo de mentira y lo siento porque es el mundo en el que me muevo. A las personas que vienen a mis sesiones les digo que es demasiado fácil asociar cualquier discurso a tu vida particular. Por ejemplo, decirte que no tienes pareja porque te están haciendo magia energía negra y cosas por el estilo. Lo realmente difícil es entrar más adentro y explicar qué pautas puede estar siguiendo esa magia negra para afectar en tu vida. Cosas que tú puedas percibir y sentirlas. Es un mundo en el que se ha hecho mucho daño y hay que ir con mucho cuidado.

¿Se puede aprender a ser médium? ¿Cuál es la principal habilidad que tiene que desarrollar buen médium?

No, se nace con ello. Es una energía con la que se nace pero es cierto que se puede ir potenciando con los años. En mi caso, lo que yo soy capaz de hacer es dar voz a tu alma. En tu alma están todos los paradigmas de esta vida y de otras vidas. Todos tus bloqueos, anhelos, etc. Es el disco duro del ordenador. A través de una canalización podemos saber en qué vibración se encuentra el alma de esta persona. Hay almas viejas, nuevas, repetitivas y cada una debe avanzar hacia un camino.

Uno de los servicios que ofreces es una lectura del aura y una limpieza energética: ¿tanta mierda tenemos acumulada en el aura?

Depende, a veces estamos peor dentro que fuera. Es como una operación, hasta que no abrimos en canal no vemos lo que hay dentro de la persona. Como te decía, con la canalización puedes conocer tu alma y saber quién eres realmente, superar los bloqueos que no te permiten avanzar en esta vida y poder sanarlos. Sin embargo, hay que pedir permiso a la persona para interactuar con ella en otros planos. Está prohibidísimo entrar en la persona sin su consentimiento.

¿Qué es lo más complicado que te puede tocar enfrentar como médium?

Cuando ves demonios. Los demonios de las personas, porque hay gente que hace pactos con el diablo. Sí, gente que hace pactos a nivel consciente y gente que hace pactos a nivel inconsciente. Esto ocurre cuando nuestra alma se va por las noches, abandona la luz y se va a la oscuridad donde hace pactos. Es muy jodido.

¿Y qué haces cuando te viene alguien con semejante percal?

Cada persona es diferente, no hay un protocolo para todo el mundo. Y muchas veces es imperceptible. El demonio es lo bastante inteligente para esconderse y que no te des cuenta de lo que te está haciendo. Porque, claro, si supiéramos lo que estos demonios nos hacen lo primero que haríamos es buscar ayuda para que se larguen y eso es lo que quieren evitar.

Pero si un demonio te está rondando… ¿algo notarás, no?

Sí, es cierto que cuando un demonio va detrás tuyo todo te va mal porque las energías demoníacas viven de nuestras carencias, de nuestros miedos. Entonces, lo que un demonio siempre va a hacer es que no te vaya bien en la vida y entrarás en depresión. Ahí es cuando ellos lo tienen mucho más fácil para entrar y absorber tu energía. Pero no siempre es esto. Al final, un demonio es una energía negra. Existe Dios y existe el diablo, y el diablo es un ángel negro. Está esperando a que hagas un pacto con él para poder entrar.

¿Son solo los demonios o también son los muertos los que pueden intentar jugártela?

Hay que tener mucho cuidado si se establece algún tipo de contacto con un espíritu porque puedes abrir una puerta y es difícil cerrarla. Los de abajo son como gusanitos que te dicen todo lo que quieres escuchar, lo más bonito, todo, para que les dejes entrar. Es como si vives en el Bronx y tocan a la puerta, lo más seguro es que tú antes de abrir mires por la mirilla. Pues esto es igual, es como si no miras por la mirilla y abres la puerta sin saber quién es. Es super peligroso conectarte con una energía que no conoces. Para eso existen protecciones y maneras de hacerlo. 

¿Y qué opinas de la gente que se va a la naturaleza para conectar con lo positivo?

Hay que tener cuidado con los cuentos chinos. Imagínate, por ejemplo, que te vas a conectar con la naturaleza y que en ese lugar hubieron asesinatos hace 500 años… ¿Con quién narices estás conectando? Con muertos, que están en el suelo y no han encontrado la luz. El empoderamiento del alma solo se puede hacer desde la propia alma, nada más.

Por lo que cuentas vivimos en una existencia en la que entidades interdimensionales buscan alimentarse de nuestra energía y robarnos el alma. Pero, ¿cómo puedes protegerte?

Hay que protegerse sobre todo por las noches, que es cuando el alma sale del cuerpo y hace los viajes astrales y no sabemos donde. Hay unas medallas de San Benito que vienen bendecidas del Vaticano y protegen de los demonios. Hay que colocarlas debajo de las esquinas del colchón para que cree un filtro de protección y tu alma no haga pactos con la oscuridad. Pero también puedes encontrarte con que tu alma viene con pactos hechos en otra vida.

No suena muy alentador… Para acabar, ¿algún consejo para los lectores que ahora mismo sufren por sus almas?

Lo mejor que se les puede decir es que la única vía para acceder al lado luminoso es empoderando tu alma. En mi caso lo hago a través de talismanes sagrados, porque por muchos cursos y talleres que hagas no son suficiente. Al final, todo dependerá del alma que tengas y en qué vibración estés. Precisamente por eso resulta tan fundamental conocerse y saber de qué punto está partiendo tu alma.