Por qué cada vez más jóvenes eligen vivir en casas móviles de menos de 30 metros cuadrados

Las mobile home responden a necesidades mileniales crecientes como el nomadismo, el ecologismo o el minimalismo. En IED Barcelona nos explican por qué los hogares móviles tienen cada vez más sentido para los jóvenes. 

Son solo ladrillo y cemento. Pero el precio que hay que pagar para tener un papelito que diga que un puñado de paredes te pertenecen es demencial. No solo a nivel económico. Muchos de nosotros hemos vivido de cerca cómo esa deuda casi infinita llamada hipoteca robaba la paz mental de nuestros padres. Les chupaba la energía al condenarlos a permanecer para siempre en el mismo lugar y a trabajar a veces en cosas que no les gustaban para poder pagarla. Un modus vivendi esclavista que ha dejado de tener sentido, si es que alguna vez lo tuvo.

Nosotros, los mileniales, decimos no a esa vida. Y aunque el alquiler se ha convertido en nuestra opción número uno, cada vez más jóvenes optan por lanzarse al nomadismo de la mano de las llamadas mobile home o casas móviles. Si nunca has oído hablar de ellas, permíteme que provoque un humedecimiento masivo de tu boca al contarte que son, sencillamente, casas con ruedas que salen completamente montadas de fábrica y que se cargan y descargan de un camión tantas veces como te dé la gana. Sin limitación geográfica. Sin cadenas. Sin ataduras.

Nomadismo

Piénsalo bien. Entra en Google Maps y mira lo vasto que es el mundo. Millones de rincones maravillosos de una punta a otra del planeta. ¿Cuánto crees que vale la libertad de poder coger tu casa y plantarla en cualquiera de esos rincones? ¿Cuánta esperanza y cuánta motivación le da a tu corazoncito milenial el saber que no estarás casado para toda la vida con el mismo trozo de suelo? El carácter nómada y explorador late dentro de nosotros. Y pasarnos la vida en la misma ciudad, en el mismo edificio, en la misma casa, suena bastante antinosotros.

Pinterest

En esta línea habla Raffella Perrone, directora operativa del Área de Design del IED Barcelona: "El nomadismo es intrínseco al ser humano. Lo fuimos hasta que inventamos la agricultura y la ganadería, cuando nació el concepto de permanecer estáticamente en un lugar. Pero ahora volvemos a ser mucho más nómadas porque los medios de transportes y las nuevas tecnologías nos lo permiten. Ya no es una utopía. La diferencia es que antes éramos comunidades nómadas y ahora somos individuos nómadas".

Ecologismo

Pero esa no es la única ventaja. El caos metereológico que estamos viviendo estos últimos años ha terminado por despertar nuestras conciencias medioambientales. Ahora lo sabemos mejor que nunca: o empezamos ya a cuidar este planeta o no vamos a tener mucho que explorar. Y también ahí tienen mucho que decir las casas móviles. No solo porque no se anclen al suelo, lo cual las hace de por sí mucho menos contaminantes que las casas tradicionales, sino porque están diseñadas con materiales mucho más sostenibles y reciclables.

Unsplash

La relación entre nomadismo y naturaleza es estrechísima. De ahí que ambas crezcan de la mano en las prioridades mileniales. Perrone vuelve a señalar el desarrollo de la tecnología como clave en nuestra renaturalización: "Las ciudades se están transformando en megaciudades. Hay una sobresaturación interna. ¿Pero qué pasa? Que para trabajar ya no necesitas estar en un lugar físico. Y eso hace que la gente pueda tomar la decisión de volver a la naturaleza. El humano vuelve así a su origen tras el gran desarraigo que tiene con el origen de las cosas".

Minimalismo

Detrás de este ecologismo se esconde una nueva corriente de diseño de producto y de diseño de interiores muy preocupada por combatir la contaminación. Pero también bastante concienciada con el aprovechamiento de los espacios. Por eso la mayoría de mobile homes rondan los 30 metros cuadrados. Después de todo, tener una casa de 120 metros en la ciudad invita al sedentarismo, mientras que una de 30 metros en mitad de la naturaleza nos conduce a la aventura. A veces menos es más.

L Project, de la alumna del IED Barcelona Diana Blaj, presenta un nuevo paradigma del espacio laboral que invita al nomadismo, el contacto con la naturaleza y la interración humana | IED Barcelona / Diana Blaj

Además, y como explica Perrone, los espacios internos nómadas se sustentan sobre dos pilares: ligereza y flexibilidad. Poco, útil y adaptable. Esto convierte las mobile home en viviendas muy eficientes. El minimalismo está presente en su diseño interior "no solo en la simplicidad de las formas sino también en la utilización de materiales ligeros". Libertad de movimiento, armonía con la naturaleza y sobriedad inteligente. Las mobiles home son una tendencia al alza. Aunque Perrone añade una última frase para el recuerdo: "El espacio mínimo nómada eres tú y tu mochila". Todo lo demás viene detrás.