Coca-Cola se plantea vender un refresco con marihuana en su composición

La multinacional está interesada en los efectos terapéuticos del cannabidiol no psicoactivo presente en la marihuana

La demanda de bebidas azucaradas está en declive. La Organización Mundial de la Salud(OMS), preocupada por el impacto que tienen sobre nuestro organismo, lleva años presionando para que los gobiernos aumenten la carga impositiva sobre estos productos. En Cataluña, por ejemplo, el impuesto sobre bebidas azucaradas en vigor desde mayo de 2017 ha reducido su consumo en un 22%. Los fabricantes no están contentos así que andan buscando nuevas alternativas. La última idea de The Coca-Cola Company, según difundía ayer el canal canadienseee BNN Bloomberg, es comercializar una nueva bebida que contenga marihuana.

Más concretamente cannabidiol, la sustancia no psicoactiva de la planta que funciona como medicamento y que es legal en muchos países, incluido España. Así lo asegura Bloomberg en un artículo donde afirma además que las conversaciones entre el gigante de los refrescos y la compañía canadiense Aurora Cannabis, productora legal de este compuesto, están en marcha. El objetivo de esta unión, según un informe del medio canadiense, sería el desarrollo de bebidas que alivien la inflamación, el dolor y los calambres. Coca Cola, de momento, ha negado que exista cualquier tipo de acuerdo, pero ha confirmado cierto interés.

"Junto con muchas otras compañías en la industria, estamos observando de cerca el crecimiento del CBD no psicoactivo como ingrediente para las bebidas funcionales de bienestar en todo el mundo", ha explicado en un comunicado el portavoz de la multinacional, Kent Landers. Efectivamente, la demanda social de productos con cannabidiol va en aumento. Y la compañía norteamericana podría utilizar este fenómeno con un objetivo más profundo: diversificar sus productos para sobrevivir. De hecho, el pasado mayo ya anunció el lanzamiento en Japón del primer refresco con alcohol de su historia. Parece que los clásicos refrescos azucarados tienen los días contados.