La ciencia explica por qué nos enamoramos de nuestros compañeros de trabajo

Una encuesta revela que hasta el 76% de las personas preferiría mantener este tipo de relaciones en secreto

Ni fiestas. Ni discotecas. Ni Tinder. Ni ninguna otra aplicación de ligue. El mejor escenario para conocer el amor es el entorno laboral. O al menos eso cuenta una investigación realizada por el portal de empleo Totaljobs, que revela que hasta el 22% de las personas conoce a su pareja en el trabajo. Un fenómeno que, según cuenta la periodista especializada en psicología Lindsay Dodgson en Business Insider, se debe a que necesitamos un promedio de 200 horas para llegar a conectar realmente con alguien.

"La mayoría de adultos pasan un mínimo de 1.680 horas al año en la oficina, por lo que es probable que pase más tiempo con sus compañeros de trabajo que con casi cualquier otra persona. Es probable que tengáis intereses comunes. Es fácil comenzar a compartir información personal y compadecerse de las dificultades que enfrentan en la oficina, tal vez durante el almuerzo o tomando algo después del trabajo", ha explicado al portal inglés David Brudö, CEO y cofundador de la aplicación de bienestar mental Remente.

Esto puede conducir simplemente a una buena amistad. Pero a veces va más allá. Porque, como explica el experto en salud mental Gregory Jantz en un artículo para Psychology Today, la intensidad creada en una situación laboral puede reflejar la intensidad de las relaciones sexuales, lo que genera mensajes confusos. "Incluso si la mente consciente no reconoce la conexión, uno o ambos compañeros pueden verse repentinamente considerando al otro desde un punto de vista sexual", escribe el psicólogo.

Un tipo de relación emocional que resulta bastante complicada. Según una encuesta a 5.795 trabajadores, que difunde el propio Business Insider, una de cada tres personas no estaría dispuesta a salir con un compañero de trabajo por las potenciales consecuencias que conlleva —despido, incomodidad o drama si la cosa sale mal—. Y del resto, hasta el 76% dijo que preferiría mantenerlo en secreto. Sea como sea, el amor es incontrolable. Y pasar tantísimo tiempo juntos puede conducirte irremediablemente a ello.