El chico que recorrió el mundo para encontrar los cócteles perfectos

Son las diez de la mañana en Barcelona. Un rayo de sol tenaz se filtra por las calles, bañándolas de vida. Lo primero, si estás allí, respira hondo. Haz el ritual “cartera-móvil-llaves” y empieza tu aventura por el barrio Gótico. Atrévete a perderte (literalmente) por su laberinto de calles desordenadas.

Desciende por las Ramblas y déjate maravillar por su ambiente. El olor a sal te asaltará repentinamente cuando estés casi a los pies de Colón. Coge una bicicleta y da un largo paseo por la Barceloneta. Tus ojos serán incapaces de apartarse del feroz rostro del mar. Pedalea hasta el Parc de la Ciutadella. Tómatelo con calma. Observa, oye, siente. Come. Túmbate en el césped y cierra los ojos. Deja que el sol te acaricie.

Hace ya un rato que despertaste y no sabes cómo has vuelto a acabar aquí. Sospechas que el modernismo debe actuar como una especie de imán que te devuelve a ella. Ves cómo La Pedrera se alza majestuosa ante ti, y no puedes evitar sentirte algo más pequeño.

Anochece. Es el momento de dirigirte a Gracia y dejarte hechizar por su magia nocturna. Únete a tus nuevos amigos en alguna terraza. Ríete con sus chistes, tómate una copa y canta al ritmo de cualquier guitarra que se oiga de lejos.

Aunque lo hemos intentado lo mejor posible, hay ciertas cosas que no se pueden explicar con palabras. Y Barcelona es una de ellas. Entonces, debes recurrir al arte para expresar todo eso que te hace sentir. Quizás descubras que su esencia puede caber, incluso, en una copa.

Carey Watkins se ha encargado de hacerlo en World Class List, una plataforma que impulsa el arte de la coctelería en el mundo. Así será cómo, este joven australiano recorrerá el mundo durante seis semanas para descubrir el arte del cóctel. Watkins ha sido seleccionado entre cientos de concursantes para ser el host de esta serie creada por World Class. ¿Su objetivo? Crear la guía definitiva de las mejores ciudades en las que disfrutar de un cóctel exclusivo.

Carey Watkins

Carey Watkins recorrerá el mundo buscando la bebida perfecta para World Class. La de Barcelona la ha encontrado.

Barcelona es una de las ciudades escogidas (la única europea) que Carey ha tenido que explorar en profundidad, mostrando al público todo lo que no puede dejar de hacer, ver, comer y beber allí. Ha contado con la ayuda de Adriana Chía, Mejor Bartender de España en la World Class Competition, quien ha acompañado al australiano durante su visita. Ella ha sido la encargada de trasladar la esencia de Barcelona a un cóctel, inspirado en las experiencias que compartieron juntos.

El australiano Carey Watkins, host de World Class List.

El australiano Carey Watkins, host de World Class List.

En palabras de la propia Adriana, “Barcelona es un centro cultural en constante cambio”, de modo que el cóctel inspirado por ella no puede sino tener ingredientes muy específicos y variados, generando unos “tonos cambiantes que lo hacen un banquete visual y también un festín para el paladar”. Éstos son 5 cl de gin Tanqueray No. TEN, 3 cl de vino Fino de Jerez, 3 cl de sirope de manzanilla, 1,5 cl de zumo fresco de clementina, 4 gotas de aceite de oliva y una bola de helado de azafrán.

Así es el cóctel Ciudad Condal.

Un festín para el paladar inspirado en Barcelona

Si quieres saber si Carey Watkins se dejó enamorar por Barcelona, descubrir sus experiencias y conocer el cóctel que crearon, puedes ver el capítulo en www.makeitworldclass.com. Además, podréis ver el resto de episodios.  Hasta el momento ha estado en Sydney, Taipei y San Francisco. Su próximo destino será México.

Porque hay ciudades que hay que vivirlas para descubrirlas de verdad. Y eso es exactamente lo que hizo Carey Watkins con Barcelona. Por cierto, ¿adivinas cómo se llama el cóctel?”.

Ciudad Condal.

Y aquí lo hemos probado y podemos decir que está de vicio.