Así Podrían Ser Nuestras Caras En El Futuro

¿Cómo serán los humanos del futuro, y cómo de lejos puede estar ese futuro? El mundo se ha acelerado. En los últimos años las tecnologías han avanzado como el rayo, y hemos aprendido a adaptarnos como nunca a estos cambios. No solo hablamos de costumbres, sino de cómo esas costumbres pueden afectar a nuestra propia fisionomía. ¿Seremos guapos? ¿Seremos feos? Veamos.

Los humanos del futuro

Un vídeo, creado por AsapSCIENCE, describe un escenario hipotético para dentro de 1000 años, en el que a medida que el calentamiento global se afianzase, los seres humanos del futuro serían más delgados y más altos, ya que de esta forma el cuerpo sería capaz de disipar mejor el calor, y su piel sería más oscura para defenderse mejor de los rayos del sol.

https://www.youtube.com/watch?v=Cs1uud8HiCQ

Pero los fuertes cambios físicos se deberían en realidad, a que dejaríamos esencialmente de estar limitados por nuestra propia fisiología: en el futuro los nanobots se integrarían en nuestros cuerpos, mejorando nuestras habilidades, y transformándonos así, en una mezcla entre biología y máquina.

¿Y nuestra cara?

De acuerdo con el Dr. Alan Kwan, que tiene un doctorado en genómica computacional por la Universidad de Washington en St. Louis, nuestras caras en el  futuro también podrían cambiar en unos 60.000 años. Por supuesto, no se trata de una afirmación, si no de una simple especulación, basada principalmente en la idea de que si la ingeniería genética se convirtiese en norma, el destino de la cara humana podría estar cada vez más determinado por los gustos humanos: líneas regias, nariz recta, ojos grandes, y una fuerte simetría.

humanos-futuro-codigo-nuevo-mileniales

El artista e investigador Nickolay Lamm, ha utilizado algunas de estas conclusiones para crear una serie de imágenes que muestran una posible evolución de la raza humana durante los próximos 100.000 años.

A la vuelta de la esquina

Pero no hace falta que nos vayamos hasta dentro de 100.000 años para comprobar el efecto de la rápida evolución a la que nos estamos sometiendo. De hecho, en 2050, un nuevo tipo de ser humano podría evolucionar como resultado de las nuevas tecnologías y la selección natural. Cadell Last, un investigador del Global Brain Institute, reclama que la humanidad está experimentando una importante transición evolutiva. Según su teoría, en menos de cuatro décadas, viviremos mucho más tiempo y resolveremos nuestras tareas cotidianas con Inteligencia Artificial.

Otra de sus afirmaciones, es que los seres humanos también demostraremos una madurez sexual retardada, como parte de nuestra tendencia al retraso en la reproducción. Según Cadell Last, estos cambios serán tan significativos, que son comparables con el cambio de los monos a los simios, o los simios a los seres humanos.


Muchos sucesos en relativamente poco tiempo, ¿pero para mejor o para peor? A la sociedad le pirra imaginar distopías cuando mira al futuro, pero lo cierto es que en muchos aspectos, la humanidad tiende a hacer las cosas mejor. Así que, ¿aún queda salvación para nuestro hormiguero?

Imagen: Eduardo Acierno