Alegato A Favor De La Gente Que Te Suelta Las Verdades A La Cara

Si me dieran un euro por cada persona que me dice un “yo ante todo, lo que más valoro es la sinceridad” cogería todo el pastizal y les llevaría de cañas para que confesaran la verdad. Porque cada vez me queda más claro que es mentira.

La gente no deja de hacer apología de lo importante que es decir las cosas a la cara y lo mucho que odia la falsedad, hasta que les dices de frente que esos pantalones no les hace ninguna justicia y te ponen a parir cuando te das media vuelta.

Porque efectivamente, la gente sincera ha pasado a ser denominada como borde. Y no, queridos, una cosa nada tiene que ver con la otra.

A no ser que esa persona carezca totalmente de inteligencia emocional y después de soltarte un comentario, te mire con cara de asco o te empuje contra un autobús, que yo sepa, está diciéndote la verdad. Que es lo que muchos vais pidiendo.

No tiene nada que ver con ser hater, cínico hasta la saciedad o el típico amigo seco que ni se pronuncia en los grupos de Whatsapp. Hablamos de ser capaz de empatizar con los sentimientos del resto hasta el punto de ser completamente transparente. Esas personas que escasean porque, en lugar de auténticas fueron denominadas como desagradables a la ligera o que sencillamente, decidieron rendirse y volverse falsas, como el resto de mortales.

Casos en los que esas personas que no tienen pudor, han sido denominadas sin ton ni son como personas bordes, desagradables y ariscas cuando en realidad, han intentado ser las personas más bonitas del mundo. Esas personas que, han acabado asqueadas por quedar de sinceras ( o han seguido siendo igual, pero son unos incomprendidos)

1. Esa persona que le dice a una amiga que ese vestido le queda fatal, porque realmente le queda fatal.

2. Esa chica que en mitad de una conversación entre un grupo de amigas, en la que todas se buscan sus propios defectos, suelta un: “Pues yo me veo estupenda” (porque ella se verá estupenda, claro que sí).

3. Esa persona que le dice a un 'pretendiente' en un garito, que sencillamente no está interesada. Que no es ni por tener pareja, ni ser de la acera contraria. No está interesada y punto.

4. Esa chica que le dice a su amiga que su ligue no le llama porque sencillamente NO QUIERE LLAMARLA.

5. El que no coge el teléfono y cuando le preguntan por qué no lo cogió, contesta un “no me apetecía hablar por teléfono” en lugar de decir que tenía el día liado.

6. El que le dice a su amigo, aspirante a algo que se le da mal (en la mayoría de los casos, se trata de un aspirante a actor) que mejor se dedique a otra cosa.

7. La amiga que te dirá que tu drama realmente es una mierda y es un problema del primer mundo. Y te escuchará encantada, porque es tu amiga, pero parte de su consejo será ese, que es un drama de mierda.

8. El amigo que te dice que tu novia no le gusta para ti (y seguramente tendrá razón).

9. Ese novio que contestará un “SÍ” a un “¿me ves más gorda?” porque no te estará diciendo “ya no te quiero, FOCA”, te está contestando sinceramente a una pregunta que le has hecho TÚ.

10. Esa persona que te dice que ya no le gustas, en lugar de darte largas.

11. Esa madre que no te comenta lo guapa que estás en una foto de Facebook porque prefiere comentarte en privado lo mal que sales.

12. El compañero de trabajo que te pide que por favor, no le hables porque es lunes y está cansado.

13. El que dice que NO y punto.