14 Cosas Que Solo Entenderás Si Has Tenido Hermanos Mayores Que Tú

Crédito de la imagen: Ophelie Rondeau

Llevarás toda tu vida la etiqueta de condón roto. Notarás esa sonrisilla picarona en la cara de la gente cuando les expliques que te llevas más de 10 años con tus hermanos. "Anda, fuiste el regalito sorpresa ehhhh", te dicen. "Sí, eres el primero que me hace ese comentario, eres muy gracioso", piensas tú. A veces te sientes como un hijo único, porque cuando tú sigues jugando con muñecos, ellos ya están independizados o peor, superando la edad del pavo.

Te toca comerte la mayoría de los viajes con tus padres, porque ellos, como jovenzuelos, ya se libran y se pueden quedar en casa (más adelante descubrirás qué es lo que se hace cuando te quedas en casa y tus padres se van de fin de semana). Es muy probable que te lleves algún guantazo si los sacas de quicio o que para comprarse tabaco te roben ese dinero que tú con tanto ahínco has guardado en tu hucha durante meses. Pero llevarse muchos años (+10) con tus hermanos mayores, significa muchas más cosas. He aquí algunas de ellas.

1. Te conviertes en el niño consentido

Y no me refiero solo al ámbito económico o a las montañas de caprichos. Llegas cuando tus predecesores en el vientre de tu santa madre ya están camino de ser adultos, así que el nido que supone tu colchón de seguridad lo forman tus padres y tus hermanos, porque ellos ya sienten en parte la responsabilidad de tu cuidado.


2. Te abren camino con tus padres

Cuando ellos nacieron, tus padres eran unos jovenzuelos sin experiencia que se acojonaban con la más mínima tos de sus vástagos o tenían marcado el número de la policía si llegaban un minuto tarde a casa. Llegas tú, y los progenitores ya están vacunados de todo eso así que dejas de ser la fuente constante de sus agobios de primerizos.


3. Aprendes mucho

Te enseñan grandes hazañas como falsificar un carnet para entrar en una discoteca cuando tu solo tienes 13 años. Esto era posible en la época pre DNI electrónico. Lo siento, nuevas generaciones. Pero, qué coño, si a vosotros no os hace ni falta...


4. Heredas algunas de sus cosas

La diferencia de edad es tal, que cuando te ceden su ropa, ya se ha convertido en vintage. Y mola.


5. Te ayudan con los deberes

Lo tienen todo bastante más reciente que tus padres y si encima sacaban buenas notas, prepárate para ser el señor "matrícula de honor". Aunque los profesores no son idiotas y se dan cuenta de que a veces hay ayuda.


6. Pueden llevarte y traerte en coche igual que tus padres

Al colegio, al centro comercial, al cine...


7. Eres su ensayo de hijo

Llega un día en el que el descerebrado de tu hermano empieza a comportarse como un segundo padre y te empieza a dar consejos vitales y a aconsejar a tus padres de verdad sobre lo que debes hacer en la vida. Y tú piensas, pero tío, que cuatro puntos más arriba me estabas enseñando a falsificar un carnet...


8. Aprendes de sus errores y sus aciertos

Si se han elegido la carrera equivocada, tú prestarás mucha más atención a la hora de seleccionarla, y si se lo han pasado bomba viajando, tú estarás deseando coger las maletas y conocer el mundo.


9. Los disgustos que provoquen a tus padres siempre serán mayores que los tuyos

Tu suspenso en matemáticas se quedará en nada comparado con la borrachera con la que llegó tu hermana anoche a casa. Esto es así.


10. Hay un álbum familiar para ellos y otro para ti

Y no solo eso, sino que tus padres documentaron todos y cada uno de los pasos de tus hermanos... y de ti hay apenas 4 fotos porque ya estaban cansados.


11. Les guardas sus secretos

Probablemente te enterarás de que fuman, tienen novio o han suspendido antes que tus padres.

12. En el colegio solo te recuerdan por ser el hermano de fulanito

Esto puede ser muy bueno o muy malo, por razones obvias. Además de tener que soportar el repetitivo comentario: "¡Ay pero él fue alumno hace muchos años!".


13. Te sacan de fiesta

Si tienes suerte y tu hermano mayor está de buenas, cuando empieces a dejar de parecer un polluelo, te sacará de marcha y hasta te dejará probar el alcohol.


14. Les sacas de fiesta tú a ellos

Trascurridos unos años, la situación cambia y son ellos los que se unen a tu grupo de amigos para revivir su juventud.