10 razones por las que los zurdos son seres excepcionales

Construyamos un futuro en el que decir "soy zurdo" te ayude a ligar o a que te den un trabajo. Pon un zurdo en tu vida. La fuerza está con nosotros.

1. Sobreviven en un mundo diseñado en su contra

Esas tijeras se ríen de ti, porque les da igual cómo las pongas y cuánto te concentres a lo "be water, my friend": NO vas a conseguir cortar ese MALDITO FOLIO. Y sí, lo de algunos cuchillos también es verdad, cortamos peor si la sierra no nos acompaña. Por no hablar de que parecemos Gollum cuando nos sentamos en un pupitre plegable de esos malignos que nunca son para zurdos. En general, surcamos los mares de la vida con el viento en proa, en toda la cara. Pero esto nos hace más fuertes.

Imagen relacionada

2. Son una minoría selecta y exclusiva

Entre los zurdos más insignes encontramos a Einstein, Messi, David Bowie, Da Vinci, Marylin Monroe, Beethoven, Obama, Julio César, De Niro, Mozart o Angelina Jolie. Otros menos conocidos como un tal Bieber también lo son. ¿Quién no querría formar parte de este club? Seguro que ya hay casos de diestros apuntándose al carro para hacerse los alternativos. Vale cracks, la ambigüedad es interesante, pero ahora no pongáis de moda ser ambidiestro, que los zurdos llevamos mucho tiempo jodidos como para que queráis ahora robarnos protagonismo.

Resultado de imagen

3. Son hijos de Satán

Y eso, qué quieres que te diga, te da un estatus. Pero no por ello vamos chuleando ni miramos al resto con superioridad. Piensa que si hacemos caso a las supersticiones históricas sobre los zurdos, podríamos estar quemando coches con la mirada cada vez que tenemos un pedo atravesado. De hecho 'izquierda' en latín es 'sinister', y de ahí lo de ser siniestro. Se nos ha repudiado y asociado con la brujería y el diablo durante siglos. De hecho, el franquismo en España prohibía a los estudiantes escribir con la izquierda. Pero tranquilos, que ya hemos perdonado estas ofensas del 'diestropatriarcado'. De nada.

4. Tienen tattoos gratis

De boli. En el dorso de la mano. Cada vez que escribimos con tinta líquida y la arrastramos irremediablemente por el papel. Nos queda un difuminado azulado preciosísimo, que ya querrían muchos. A los zurdos japoneses y árabes no les pasa, son más mainstream. Por lo demás, todo zurdo que se precie escribe jeroglíficos, sánscrito o cirílico por arte de magia, porque casi nadie entiende su letra que podría ser la de un médico perturbado. Y claro, tanto misterio... es irresistible.

Resultado de imagen de don't understand gif

5. Son una comunidad muy unida

Se les ilumina la cara al reconocer a otro especimen de su manada: una gran sonrisa acompaña el ¿tú también eres zurdo? Y acto seguido, un 'high five'. Mal hecho. Porque no se coordinan y uno de ellos casi se cae. Pero siguen sonriendo.

6. Son la crême de la creativité

No se sabe si es porque el primer zurdo de la humanidad era un torpe y al derramar un cubo de pintura le salió un Jackson Pollock sin querer, pero a los zurdos se los asocia con la creatividad. Según el American Journal of Psychologyson mejores en al menos una faceta creativa: el pensamiento divergente, un método de generación de ideas que explora muchas posibles soluciones.

Resultado de imagen de I'm creative gif

7. Están más locos, son más pobres y mueren antes

O eso dicen algunos estudios variopintos. El salario de los zurdos, de media, es un 10% más bajo que el de los diestros. Y sufren más enfermedades mentales, y más insomnio, y más dislexia. Así que a su lado te puedes sentir Dios. Entre otras características interesantes tenemos un 39% más de posibilidades de ser homosexuales. Ha! Todo el mundo sabe que lo importante en la vida es tener posibilidades.

Además, los zurdos viven 9 años menos de media que los diestros, así que aprovechan la vida a tope porque saben que morirán pronto. YOLO. Por cierto, un estudio holandés revela que los políticos zurdos (que no de izquierdas) tienen ventaja en los debates televisivos. En serio, ¿qué fuma el que ha encargado ese estudio? Queremos un poco.

8. Lo petan en los deportes

Bueno, al menos en algunos como el tenis, el boxeo o el baseball. Porque tenemos más oportunidades de practicar con contrincantes diestros que viceversa, así que estamos acostumbrados a varias situaciones. Como Nadal, Messi y Maradona (coleguitas del club zurdesco), llegamos, lo petamos y dejamos la pista o el campo con ganas de más. Boom. (Esto no es aplicable a zurdos patosos, ergo un alto porcentaje queda fuera).

Imagen relacionada

9. Les va la fiesta

Por si te quedaba alguna duda de que hay que amar a los zurdos, son buenos compañeros de farra: unos cracks en levantamiento de vaso (muchas repeticiones y poco peso). Aunque no son más propensos al alcoholismo, sí beben más que los diestros, según un estudio publicado en el British Journal of Health Psychology. No tenemos nada que objetar.

10. Pronto dominarán el mundo

Porque, al tenerlo más chungo para sobrevivir, vamos fortaleciendo nuestros genes y, como hay menos zurdos, contamos con el factor sorpresa. Así que ya puedes irte haciendo amigo de un zurdo para tener enchufe o lo tendrás muy crudo. Y sobre todo, no abandones a tus zurdos cuando vayas de vacaciones, ellos no lo harían.

Resultado de imagen de obama out gif