10 razones para abandonar las redes sociales según uno de los gurús de internet

Instagram. Snapchat. Facebook. Twitter. Probablemente hayas tenido alguna vez la corazonada, la certeza incluso, de que estarías bastante más feliz si no andaras malgastando tu tiempo en todas esas redes sociales tan absorbentes. Pero no estás solo. El mismísimo Jaron Lanier, científico interdisciplinario de Microsoft Research y referente mundial del mundo tecnológico, confirma tus sospechas. A pesar de ser artífice directo del universo digital actual donde pasamos tantísimas horas, o precisamente por ello, por conocerlo desde dentro, Lanier ha renegado siempre de todas las redes sociales.

Así lo explica el filósofo neoyorquino a The Guardian, en su último ensayo publicado hasta la fecha: Ten Arguments for Deleting your Social Media Accounts Right Now (Diez argumentos para borrar tus cuentas de redes sociales ahora mismo), donde explora la manipulación mental que las multinacionales tecnológicas practican sobre los usuarios mediante complejos algoritmos que él, como científico informático integrante del mundillo, conoce perfectamente. "Evito las redes por la misma razón que evité las drogas: me hacen mal". Y estas son las diez razones que expone Jaron Lanier para justificar ese mal:

1. Estás perdiendo tu libre albedrío.

2. Renunciar a las redes sociales es la manera más precisa de resistir a la locura de nuestros tiempos.

3. Las redes sociales te están volviendo un idiota.

4. Las redes sociales están minando la verdad.

5. Las redes sociales están haciendo que lo que dices no importe.

6. Las redes sociales están destruyendo tu capacidad de empatía.

7. Las redes sociales te están haciendo infeliz.

8. Las redes sociales no quieren que tengas dignidad económica.

9. Las redes sociales están haciendo que la política sea imposible.

10. Las redes sociales odian tu alma.

Evidentemente en Código Nuevo no te vamos a recomendar que borres tus redes sociales, sin embargo, sí que sería interesante que reflexiones sobre el uso que estás haciendo de ellas y, si crees que algunos de los puntos señalados por Lanier se cumplen en tu caso, quizás sí sería buena idea descansar un poquito del mundo virtual. Tu mente te lo agradecerá.