Zara apuesta por modelos de más de 40 años para su nueva campaña

Kristina de Coninck, Yasmin Warsame y Malgosia Bela. Tres modelos de fama internacional, tres mujeres atractivas. Y las tres, mayores de 40 años. Ellas son las protagonistas de la última campaña de ZaraTimeless –Eterno–,  que pretende reforzar la idea de que la belleza y la moda no tienen edad (aunque se haya vendido así durante muchísimos años). Con esto, la firma cabecera del grupo Inditex pretende seguir la estela de las campañas de otras firmas que ya apostaron por modelos adultas para presentar sus catálogos.

"Me gusto mucho más ahora que hace 10 o 20 años. Obviamente sería ideal no envejecer pero mentalmente todo mejora con el paso del tiempo. Así que sí, es una paradoja: ganas confianza mientras envejeces. Pero… como que me gusta". Son palabras de Malgosia Bela, la más joven de las tres. Junto Coninck, de 53 años, y Warsame, de 41, están llamadas a reforzar una tendencia cada vez más imperante en el mundo de la moda: si las prendas son finalmente compradas por mujeres de su edad, ¿qué sentido tiene que las modelos que las lucen en los catálogos sean chicas 15 o 20 años más jóvenes que ellas?

En ello cayeron también otras marcas como Céline, que fichó a Joan Didion como musa hace dos temporadas, cuando esta ya tenía más de 80 años; Desigual, que confió en la modelo Alicia Borrás, de 70 años y Miss España 1965, o Mango, que hizo lo mismo con la bloguera Lyn Slater, de 63.

En Timeless, además de reflexionar sobre el paso del tiempo, las modelos ofrecen consejos fruto de su experiencia. "Viajando, solo viajando te transformas, tú cambias, no eres la misma. Por eso sugiero a la gente que viaje. Las experiencias humanas empiezan en diferentes atmósferas...", dice Warsame.

Y esto es lo que viene: chaquetas tipo blazer, abrigos largos, pantalones vaqueros de cintura alta y botines de punta con tacón bajo. Básicos que buscan las mujeres mayores de 40 (según cree Zara). Y que, desde ahora, lucen las mismas mujeres desde su el principio, desde los catálogos de moda que los presentan al público, hasta el final cuando las compran.