El viral de las niñas soplando la tarta está destrozando esa familia

"Es una futura psicópata", decían muchísimos comentarios. Y no, nada indica que lo sea. Pero eso no impide que no dejemos de soltar todos estos comentarios hirientes 

“Mis planes” / “2020”, se lee acompañando a la imagen de una niña llorando y una victoriosa. Es uno de los muchos memes que se han hecho con el vídeo viral del mes (ya tiene más de 100 millones de views en todas las plataformas), el de dos niñas peleándose en una fiesta de cumpleaños por ver quién sopla la tarta. Explicar los memes es un poco boomer, pero es necesario como contexto. Y más aún después del debate que se ha generado en redes: “estáis aplaudiendo a una futura psicópata”, decían algunos comentarios haciendo referencia a la cara de placer que ponía al aguarle la fiesta a la pequeña.

Para empezar, ¿de dónde sale el vídeo? La Lo subió Gabriela Aureluk, una mujer de Pato Branco, en Brasil, y madre de las dos niñas. Sí, las dos peleonas son hermanas. La pequeña, María Eduarda, la que celebraba su tercer cumpleaños, y su hermana mayor, María Antonia, la que sopla las velas. Según contó la madre después de que el vídeo se hiciera tan viral, “las niñas se llevan bien y se quieren mucho. Incluso compartieron la tarta y se reconciliaron”, explicó mientras añadía fotos de ellas dándose besos y abrazos, durante la fiesta y en los días posteriores al incidente. Simplemente, el día del cumpleaños fue “un ataque de celos” después de un día con los ánimos calentitos por parte de las dos hermanas, peleadas porque la mayor tenía celos de la fiesta de su hermana menor.

En principio, no había mucho más misterio: era una pelea entre hermanas, de esas que cualquiera con hermanos entendería. Pero no ha sido así, y ahora está enfrentándose al lado oscuro de la fama en Internet. Por una parte, según comentó en sus stories, porque hay gente que está usando las fotos de sus hijas para lucrarse, ya sea con merchandising, con timos varios o usando sus imágenes para publicidad, además sin su consentimiento y obviando que son menores.

Por otra parte, también ha tenido que subir fotos constantemente para demostrar que sus hijas se llevan bien y que el vídeo surge de un momento de enfado. Especialmente para desmontar los argumentos de aquellos tuits y memes que, con la cara de su hija mayor, alertan de una futura psicópata. Unas acusaciones muy graves, por supuesto, que cree que nadie querría leer de un ser querido, y más aun si es sacado de contexto y una menor, que no controla sus impulsos. Debido a toda esta exposición, la madre se ha visto obligada a retirar el video de sus redes, por la seguridad y privacidad de sus hijas. Aunque, por supuesto, era demasiado tarde: ya estaba en todos lados.

Según la periodista especializada en temas de bebés y maternidad, “el vídeo refleja que que la mayor tiene un grave problema de celos y por ello ha intervenido en la celebración de su hermana, mientras que la reacción violenta de la menor y el hecho de que la mayor parece no inmutarse por las agresiones nos indican que podría no ser la primera vez que esto sucede. Un problema de celos claramente está presente, haciendo que la relación entre ambas niñas sea difícil, aunque la misma madre haya declarado posteriormente que ambas se llevan muy bien e incluso partieron el pastel juntas”. Vamos, el vídeo enseña algo preocupante: hay muchos issues en su relación, sí. Pero ese es un asunto privado, que para nada demuestra que sea una futura psicópata y que participar de este circo solo provocará más sufrimiento en una familia que, de forma accidental, no puede salir del punto de mira.