Las Verdaderas Razones Por Las Que Eurovisión Todavía Sobrevive

La final del Festival de Eurovisión de este año será el sábado 14 de mayo en Estocolmo, y tendremos que empezar a oír a los groupies eufóricos por este despliegue de canto y arte. Pues siento deciros que no todo en el Festival de la Canción es por la música. En cuanto al resto de mortales que lucha para eliminarlo por la pasta que nos gastamos en él, siento deciros que es un espectáculo muy rentable. Entonces, ¿larga vida o muerte a Eurovisión? Antes de contestar a esta pregunta, dejadme que os cuente algunas cosas.

Ya van 61 ediciones, y las razones por las que nació y se mantuvo fueron variando con el tiempo. Después de la II Guerra Mundial se necesitaba animar a la población y qué mejor que montar una fiesta invitando a toda Europa. Empezó a tener mucha popularidad y se convirtió en un gran escaparate para los países en muchos aspectos. Teniendo en cuenta el motivo de su creación, surge la gran pregunta:

¿Es Eurovisión una herramienta política?

Sí. Antes de existir el tele-voto por el que el público puede elegir a su favorito, había muchas razones lógicas por las que pensar que los países repartían sus puntos según intereses en sus relaciones exteriores. Hay diversas teorías de que las votaciones se convirtieron en el nuevo frente de batalla, con aliados y enemigos. Esto es fácil de entender si tenemos en cuenta el gran apoyo y promoción que los países se regalan entre ellos, y el posterior beneficio económico sobre todo en caso de ganar el festival.

Actualmente, esta función política es más bien económica. Se ha creado un inmenso negocio turístico al rededor de este evento: el Eurovision Village. Es una feria en la ciudad anfitriona en la que cada representante expone sus intereses culturales, e incluso preparan vacaciones para aquellos eurofans que deseen visitar el país. Los beneficios que crea este invento para el Estado ganador son increíbles.

Ahora quiero hacer un llamamiento a todos aquellos que piden no participar por los gastos que conlleva. ¿De verdad creéis que si se perdiera dinero, seguirían apostando en ello después de la humillación de cada año? España es el país que más invierte en el festival, entre los 370.000 y los 450.000 euros, por encima de Francia y Alemania. Esta es la razón por la que pasamos directamente a la final, por pagar. Y tened claro que se recuperan. Es el único evento televisivo que se iguala en porcentaje de audiencia a los grandes enfrentamientos deportivos. Luego no digáis que no lo veis porque no hay quien se lo crea.

https://www.youtube.com/watch?v=jBmkNzFZUW4

Porque al final, ¿gana de verdad la mejor canción propuesta? Eso está en gustos. Pero lo cierto es que no se arriesga con grandes apuestas. Todas las canciones deben quedarse rápidamente en la mente del público en la primera escucha. Pero oye, a todos nos gusta elegir a nuestro favorito y criticar a los demás países.

Si volvemos a la pregunta incial, respondo: larga vida a Eurovisión, por favor. A los verdaderos fans os daría algo si desaparece, y el resto no podríais vivir sin las risas y los memes del día siguiente. Y si no os vale, hater se nace, así que nada se puede hacer.