Vas A Llorar De Risa Con Estos Hombres Que Usaron Crema Depilatoria Donde No Debían

Casi todo el mundo sabe que Amazon es una plataforma web donde diferentes empresas publicitan sus productos. Es una página muy empleada porque los usuarios pueden votar y escribir comentarios y, así, recomendar o desaconsejar la compra de un determinado producto. Lo que no todo el mundo sabe es que, en el caso de la crema depilatoria para hombres de Veet, esa sección de comentarios se ha convertido en un foro en el que los internautas han compartido algunas de sus vivencias más horribles y, en muchos casos, descacharrantes.

Resulta que esta crema depilatoria está pensada para piernas, brazos, pecho o espalda, pero no para la cara, los genitales y la zona perianal. Sin embargo, una sarta de valientes (o imprudentes) decidió que la contraindicación era una mera sugerencia y, por su cuenta y riesgo, se aventuraron a probar la crema en sus partes más sensibles con terroríficos resultados.


Pros: Es barata, comprarla no abrió un agujero en mi cartera.

Contras: Abrió un agujero en mi escroto.

The Cantankerous Tiger


El dolor que provoca echarse la crema en las zonas contraindicadas es tan terrible, que hay cientos de usuarios que se han dedicado a contar su experiencia para advertir a futuros compradores de que NO se pongan la crema en los genitales. 


Si te va el sadomaso, este producto te dará placer. Si eres un tío normal queriendo quitarse un poco de pelo indeseado, este producto te hará llorar. 

Ramdizzle


Uno de los comentarios más valorados es el de John, quien explica que, como él trabajaba en el mar del Norte, estaba convencido de que podría aguantar el dolor sobre el cual advertían los demás usuarios. Así que, en su aniversario, para dar una sorpresa a su mujer, se aplicó la crema. La sensación de ardor era tan intensa que acabó gateando hasta la cocina para sentarse sobre un bote de helado. Cuando el helado se derritió, por primera y (espera que) última vez en su vida, deseó que un muñeco de nieve gay apareciera en la cocina. Esas son las profundidades en las que estaba dispuesto a hundirse con tal de aliviar la quemazón. Sin embargo, el muñeco de nieve no apareció y la crema se había abierto camino hasta dentro de su ano, así que tuvo que coger una bolsa de judías congeladas y, sí, introducir una donde nadie había entrado antes. En ese momento, su mujer apareció en la cocina y, del susto, la judía salió disparada y le impactó en la pierna. Así que su mujer se llevó una buena sorpresa, aunque no la que John quería haberle dado.


Le doy cinco estrellas al producto porque,

aunque puede que mis pelotas se caigan,

no tienen ni un solo pelo".

Andrew


Todos sabemos que el dolor puede sacar nuestra parte más creativa. Es el caso de Mike, que compuso un poema a su experiencia con la crema depilatoria y llegó a conclusiones hermosas y cargadas de enseñanzas como las de la última estrofa de su obra:


Bien puedes llorar, pero las lágrimas se secan,

Tengo las pelotas como tarros de mermelada.


Otras enseñanzas que podemos sacar de todo esto son que hay que leer las instrucciones de los productos que compramos, que el ser humano se preocupa de sus semejantes (¡34.900 personas han agradecido el comentario más votado!) y que, en Internet, puedes encontrar grandes historias donde menos te lo esperas.