Trump Quiere Denunciar A Esta Fotógrafa Por Hacerle Fotos Comprometidas

El arte puede ser belleza, pero también crítica. Esta última filosofía es la que sigue la artista inglesa Alison Jackson, conocida por sus retratos satíricos de dobles de famosos, cuyo objetivo es aportar una mirada alternativa y crítica al mundo de las celebridades. Pisa aguas movedizas: comenzó 'metiéndose' con la familia real británica y ahora le ha tocado el turno a Donald Trump, el reciente ganador de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Podría ser denunciada por ello y, de hecho, le ha costado tanto encontrar editores para este último y controvertido trabajo, titulado Private, que ha decidido hacerlo por su cuenta. Como explicaba en el medio británico The Independent, “nadie quiere ser denunciado por el presidente de EE.UU". Pero ella cree que la libertad artística no se puede acorralar y que es una forma de expresión que no tendría que poder llevarse ante la Justicia. En sus palabras: "Tener tu libertad artística restringida...eso es adentrarse en el reino de las dictaduras, ¿no?".

Para darle forma a su burla ácida, a finales de octubre se llevó a un doble de Trump a pasear, por el centro de Nueva York, acompañado de un grupo de chicas en bikini a las que poder "coger por el coño" (grab her by the pussy, en referencia a la mítica y viral expresión del próximo presidente estadounidense). De hecho, las mujeres llevaban hasta pancartas con esa frase y otras del estilo, como "Coger a América por el coño". Fueron a la Trump Tower, a Times Square y a la Bolsa de Nueva York, montados, a ratos, en un lujoso Bentley blanco. Era también una manera de que esas mujeres, en representación de muchas otras, pudieran devolverle a Trump un poco de la insolencia con la que ha tratado a este colectivo.

Según cuenta el medio británico Daily Mail Online, la artista explicaba que había sido una pesadilla recrear el look de Trump y que tuvo que hacer una selección entre cerca de 300 candidatos y acudir a 20 peluqueros. Le llevó meses dar con el actor ideal, un hombre de Chicago de 66 años. Acerca del característico peinado del político y empresario estadounidense, Jackson decía que "a Donald Trump le cuesta dos minutos hacer eso por la mañana, a mí me ha costado meses y lágrimas".

Las fotos del libro aportan una carga crítica clara: en alguna de ellas, por ejemplo, aparece él haciéndose un selfie con Miss México, Miss Kenya y Miss Siria, todas en bikini, en referencia a sus duros comentarios contra la inmigración. Sin embargo, Trump no es el único que queda retratado en las páginas de Private; también hay fotos de dobles de George Bush intentando resolver un cubo de Rubik, entre otros.

Alison Jackson, además, no es una novata. Ganó el prestigioso premio BAFTA en 2012 y expone en mecas del arte como la Tate Modern, en Londres, el Centre Pompidou, en París, o el San Francisco Museum of Modern Art. Con sus fotografías, Jackson ha puesto el foco sobre la princesa Diana, el ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, y los Clinton, entre otros personajes de renombre. ¿Acabarán poniendo fin a su atrevimiento artístico?

Crédito de las imágenes: Alison Jackson, AFP/Getty Images.