Tipos De Personas De Las Que No Te Puedes Fiar

Si tienes la confianza suficiente con una persona como para preguntarle por qué hace algo en concreto, pregúntaselo. Porque la vida es muy complicada como para andar con la incertidumbre de por qué ciertas personas hacen lo que hacen. Porque hay una serie de conductas que te pueden dejar ojiplático de vez en cuando y es mejor alejarte silenciosamente o sencillamente, estar atento para que la cosa no vaya a peor.

1. Los que te roban el protagonismo

¿No te ha pasado nunca, estar contándole tus penas a un amigo y que sea él quien acaba llorando, y seas tú quien le tiene que consolar? Pues a mi sí. Y acabas pensando “ay, pobre…" Pero luego recuerdas que a la que han dejado e a ti.

.


2. Los del “aquí sufriendo”

No solo estamos cansando de ver fotos de vacaciones, sino que creemos que la coña del "aquí sufriendo" con el mar de fondo, está tan vista que ni da envidia. Lo que me planteo es que esta gente debe estar sufriendo de verdad si en plenas vacaciones lo primero que se les ocurre es hacerse una foto de sus piernas o sus pies para subirlas en las redes sociales. Vamos, si es la imagen que mejor destaca su descanso veraniego, mejor no fiarse…


3. Los de “con la mano levantá”

El profesor está explicando algo, bastante interesante por cierto, y de pronto una mano se levanta. Ahí está, el compañero de clase que alza el brazo para hacer una pregunta que no es pregunta. Ha interrumpido la clase para demostrar que sabe algo que al resto no nos interesa. No nos interesa nada, de verdad, pero ahí está, afirmando.


4. Los narradores omnipresentes

Esas personas que cuando estás viendo una película sueltan un “lo sabía” cada vez que ocurre algo. Sabían todo. El final de Los Serrano, el final de Lost, que Bruce Willis en realidad estaba muerto… primero hacen un ruido de sorpresa y casualmente después sueltan un “baah… lo sabía”. Vale, lo que tú digas…


5. Los que van a la puerta de la cárcel a gritarle "guapa" a la Pantoja

Ya está. No hace falta añadir más.

6. A los que sí que les amarga un dulce

¿Cómo que no tomas postre? Es decir ¿ya está? Terminas de cenar ¿y no tomas nada dulce después? ¿qué ha sido esta cena para ti, una cena cualquiera? ¿CÓMO NO PUEDEN GUSTARTE LOS POSTRES? Si no te gustan, no quiero saber de qué más prescindes en esta vida.


7. Los que hacen bomba de humo siempre

Cuando lo haces una vez, es porque te están insistiendo tanto en que te quedes que al final decides desaparecer porque lo único que quieres es irte a casa. Cuando lo haces dos veces, es porque la primera te pareció muy cómodo y eficaz. A la tercera ya es un problema.

Si no tienes la suficiente personalidad como para decir “oye que me piro” y punto ¿qué más estás ocultando? Porque a los asiduos a bombas de humo, ya se les deja de tomar en serio. Le invitas a algo y no cuentas del todo con que vayan a aparecer. Dejan que le cuide la copa un amigo porque van al baño, y el colega lo mismo se la bebe dando por hecho que no van a volver (a lo mejor sí que vuelven y se han quedado sin copa… pero claro, es que uno nunca sabe).


8. Los que no te avisan de que tienes comida entre los dientes

¿De verdad he estado media hora poniendo a parir a esta persona, mientras tenía un trozo de rúcula entre los dientes y no me has dicho nada, cabrón? FUERA.


9. Servidora

Gente como yo, que he escrito esto y he hecho cada punto al menos una vez (excepto lo de la Pantoja).

Si es que no hay que fiarse de nadie...