TikTok está programado para descifrar tu cerebro y volverte adictx

"Usa uno de los algoritmos más sofisticados para aprender en cuestión de minutos lo que te gusta", advierte Matthew Brennan, especialista en tecnología china. 

El formato de TikTok, en teoría, sirve como consumo rápido: vídeos de máximo un minuto sobre muchas temáticas que se pasan rápido. En teoría, una app a la que entras, miras un par o tres de vídeos, y te vas, porque no hay mucho más que hacer. En teoría, claro, porque todos lo hemos usado y sabemos cómo de adictiva es: no te das cuenta y te has pasado más de una hora enganchado a sus vídeos haciendo scrolling.

Según cuenta a la BBC Matthew Brennan, experto en tecnología china, la app sigue uno de los algoritmos más sofisticados del mundo, tanto, que podríamos decir que está programado para entender tu cerebro y volverlo un adicto a su contenido. “Los ejecutivos y los ingenieros detrás de la app, sabían cómo convertir este servicio de videos cortos en una de las redes sociales más adictivas del mundo. No hay un equipo pequeño detrás. Es una de las mayores compañías de internet en China. Emplea a miles de personas. Si TikTok ha crecido tan rápido se debe a la experiencia de sus ingenieros y a que opera el mejor motor de recomendaciones del competitivo mercado chino”.

Este algoritmo tan sofisticado tiene la capacidad de aprender. Es una máquina que cada vez se vuelve más inteligente y cada vez te conoce más. Y todo, a través del comportamiento de cada uno de los usuarios:  “aprende qué te gusta y qué no te gusta. Y lo hace rápidamente porque en 1 minuto puedes ver 5 o 6 videos. En ese tiempo, tienes que descartar el video o verlo. Y esa acción revela si te gusta o no. Así que ByteDance puede conseguir mucha información en muy poco tiempo".

Compáralo con el algoritmo de YouTube, donde tomamos una media de cinco minutos para determinar si algo nos gusta o no. O Netflix, donde la media sube a media hora. Es el éxito de TikTok: con vídeos tan cortos, el algoritmo tiene muchísimos estímulos y aprende rapidísimo. “En TikTok, interactúas constantemente con la aplicación e incluso si no lo haces, también estás dando información. Si no haces nada significa que has parado en un video y lo estás viendo, que te parece interesante. Así que rápidamente elaboran un gráfico de intereses de cada usuario. Es otra de las claves de TikTok: la personalización es extrema. Lo que tú ves es diferente de lo que ve tu amigo. Ese es el poder. Por eso es tan adictiva”, añade el experto.

No es nada nuevo, en el explora de Instagram a cada usuario nos salen cosas diferentes, y el scrolling imagen a imagen también es muy rápido. Sin embargo, en TikTok no es como Instagram que puedes pasar el contenido sin verlo y yendo rápido, y eso no indica ni que te guste ni que te apetezca verlo (piensa en todas las stories que pasas a la velocidad de la luz casi por instinto, a veces es simple rutina). En TikTok, sin embargo, como la timeline es solamente de vídeos, no tienes otro objetivo para entrar que ver su contenido. Y entonces es cuando te atrapa, porque lo que te ofrecen está muy estudiado. El algoritmo ha aprendido a pensar como tu cerebro y sabe qué darte para que te quedes enganchadx durante horas.