El superhéroe más oscuro y complejo: así funciona la mente de ‘The Batman’

La película, ya disponible en HBO Max, nos permite conocer el lado más oscuro y tormentoso de este villano que nunca antes se había desvelado con tanta claridad

‘The Batman’ no ha dejado de triunfar ni un solo día desde que se estrenó en cines el pasado mes de marzo y ahora, con una historia bien tramada ya disponible en HBO Max, son muchos los seguidores que no pueden dejar de ver este filme que supone un antes y un después en la mente de uno de los superhéroes más emblemáticos de DC.  

La película, dirigida por Matt Reeves y protagonizada por Robert Pattinson, es un viaje al oscuro mundo de Gotham City, pero, sobre todo: es la versión que más se acerca a la psicología y la mente de Batman con una puesta en escena oscura, tétrica y adulta que nos permite conocer a fondo el pensamiento del hombre murciélago. 

Una adaptación mucho más compleja mentalmente 

Matt Reeves no lo dudó ni un instante. Este Batman, a diferencia de otros, dejaría al descubierto los puntos fuertes y débiles de Bruce Wayne, que apenas se sale de su papel de Batman.  

De hecho, aunque a priori pueda parecer extraño, que el héroe se llame a sí mismo ‘The Batman’ ya marca una diferencia con respecto a otras películas. De una manera u otra, borra por completo cualquier idea relacionada con las encarnaciones anteriores. Es un personaje que sorprende por su inteligencia y su lucidez. Podríamos decir que, incluso, consigue construir un largo trayecto hacia lo que podría ser un nuevo tipo de superhéroe: uno mucho más vinculado a la oscuridad de los hombres

Esta nebulosa misteriosa no solo forma parte de la serie de asesinatos que se han cometido en los bajos fondos de Gotham y que Batman tiene que resolver, sino que existen ciertos rasgos psicológicos inherentes a este personaje que requieren su propio análisis. 

Por qué Batman es cómo es 

Para empezar, Robert Pattinson se mete en la piel de un superhéroe atormentado por la sed de venganza incapaz de abrirse y demostrar que, más allá de su capa y su noción del bien y del mal, hay un mínimo de sensibilidad o empatía. De ahí que este Batman se acerca más que ningún otro a la oscuridad y el dolor de los humanos. De hecho, es justo en este terreno sobre la bondad, los sentimientos y las tinieblas de Batman donde la nueva película lo borda.  

Pero lo de la complejidad psicológica, que se muestra perfectamente en esta cinta, no es nuevo. Aunque en esta versión toma mucha más trascendencia que en otras películas, Christoper Nolan ya cargó las anteriores pelis de Batman de un fuerte trasfondo psicológico

Ahora, solo se ha tenido que hacer más evidente el perfil de este superhéroe que tiene una psicología de lo más oscura. La nueva recoge un poco la herencia de la reciente película ‘Joker’ que, con un brillante Joaquim Phoenix, retrata a una persona con problemas mentales y explica cómo puede irse construyendo un villano a base de golpes del sistema.  

Un superhéroe nunca visto 

Esa fórmula, desde otro ángulo y recuperando la estética más oscura del cómic, es explotada por uno de los Batman más personales y profundos que podemos ver en la pantalla. Algo que los más fans de esta saga ya tenían ganas de ver, si tenemos en cuenta que el cómic inicial fue creado en 1939 por Bill Finger, justo cuando empezaba la II Guerra Mundial.  

Desde entonces, el universo Gotham no ha parado de sumar fans y adeptos de todas las edades con películas que, como está, son todo un fenómeno de masas para amantes del mejor cine criminal y de acción.  

En la cinta, Batman se encuentra con personajes míticos como Selina Keyle (Catwoman), bajo la actuación de Zoë Kravitz; Oswald Cobblepot (alias el Pingüino), interpretado por Colin Farrel; además de Carmine Falcone, interpretado por John Turturro y Edward Nashton  (alias Riddle), con la actuación de Paul Dano. Pero conforme avanza la peli, Batman debe forjas nuevas relaciones, desenmascarar al culpable y hacer justicia al abuso de poder y la corrupción de Gotham City. 

Como vemos, este Batman no es cualquier superhéroe. Se trata de un personaje bien caracterizado que, aunque recoge la herencia de otras cintas, ya no se esconde en el alter ego de un Bruce Wayne superficial y vano. En ‘The Batman’ ocurre algo completamente distinto.  

El personaje es un hombre recluido, atrapado y aferrado a su única obsesión. Toda gira en torno a ese universo: el de un superhéroe oscuro que apenas muestra su rostro, y si lo hace siempre parece incómodo y tenso.  

En definitiva, una criatura de las sombras que emerge de la venganza con una fuerza poderosa, elegante y peligrosa que nunca antes se había visto. Su mente y sus complejidades se hacen ahora evidentes en una película magistral de tono detectivesco y cine noir que ya acumula millones de visionados, pero que todavía tiene mucho camino que recorrer.  

Si tú también eres un amante del cine oscuro y complejo, entra en HBO Max y ponte a ver ‘The Batman’. Te prometemos una experiencia con mucho ritmo que pone sobre la mesa dilemas psicológicos de actualidad bajo la mano del increíble hombre murciélago.