Por Qué Solange Puede Llegar A Enamorarte Mucho Más Fuerte Que Beyoncé

Beyoncé, Beyoncé y Beyoncé. Si antes se hablaba de ella, desde que salió Lemonade no se habla de otra cosa. Y la verdad, es inevitable con la joya de disco que se ha marcado, la increíble gira con la que ha recorrido el mundo y las galas que ha salvado con sus actuaciones en el último año. Pero su hermana pequeña, Solange, ha reaparecido con su nuevo álbum y parece que esto de utilizar la música para reivindicar e intentar cambiar el mundo viene de familia. Atento a la pequeña de las Knowles, porque una vez que descubras su música, puede que desbanque a Queen B de su trono.

Después de 4 años desaparecida del mapa, Solange presenta A Seat At The Table, un disco completamente político, pero a la vez muy personal para la cantante. “No muerdas la mano que te da de comer”, le dijo una periodista cuando Solange tenía intención de hacer un disco defendiendo la cultura y la música negra frente a su público blanco. Parece que este comentario le dio más fuerzas para hacer el álbum como de verdad sentía que el mundo (y ella misma) lo necesitaba. Del primer al último tema, canta por el empoderamiento de la mujer y en contra del racismo desde distintas perspectivas.

La apropiación cultural es uno de los issues más tratados por la cantante, con temas como F.U.B.U. o Don’t Touch My Hair en el que defiende el orgullo negro y la cultura del pelo afro. Weary, posiblemente la canción más bonita del disco, Mad o Cranes In The Sky hacen del álbum un must de los amantes de la música afroamericana. Y si no tienes suficiente con el sonido, cada uno de sus vídeos es una obra de arte. Dirigidos por su marido y por ella misma, representan a la perfección lo que cada canción cuenta con una fotografía impecable, que te mantendrá hipnotizado hasta el final.

Todo el álbum se mueve al rededor de un R&B más cercano a Janet Jackson que a la nueva generación (The Weeknd o  Anti, de Rihanna), lo que lo convierte en un trabajo difícil de apreciar para todos los oídos. Con toques de soul, psicodelia y hip-hop, es uno de los mejores discos del 2016. Sus letras tienen una sutileza agridulce que defiende fuertemente sus ideas, de forma muy elegante e irónica, entre melodías tan preciosas te será muy fácil enamorarte de Solange a primera escucha.

No es pop, no es comercial, no es atractivo para las radios y desde luego no es Lemonade. A pesar de todo esto, ha tenido una acogida increíble del público y sobre todo de la crítica. Aunque el éxito no es comparable al de su hermana mayor, ha alcanzado altos puestos en las listas y sus seguidores han aumentado de forma considerable en comparación a sus anteriores discos. ¿Han apuntado las miradas hacia Solange por el último boom de Beyoncé? No se sabe, pero la verdad es que merece esto y mucho más. Y, esta vez, Solange no ha venido para volver a desaparecer.