Los sitios con las mejores empanadas de Barcelona para comer rápido y barato

Date un festival de comida en estos locales de empanadas en los que podrás probar desde sabores argentinos hasta peruanos o, incluso, catalanes

Barcelona está llena de bares y restaurantes modernos. Los has probado (y seguramente volverás), pero hoy te apetece algo más light, más barato, más rápido… Ya sabemos por dónde vas. Por eso, nosotrxs, que somos expertxs en buscar gangas, te hemos hecho una recopilación de los mejores lugares donde comer empanadas latinas a buen precio.

Nada puede hacerte más feliz que comprar un par de empanadas, irte a un parquecito y charlar allí con tus colegxs. No siempre necesitas la foto de posturear. Hoy lo que te hace falta es sentarte en un banco y devorar este manjar relleno de queso, calabaza, ternera o pesto. Hay tantas posibilidades, que no sabrás por cual decantarte. Aquí vienen algunas recomendaciones:

1. El Laurel

Es el restaurante de referencia de muchxs argentinos y mucha gente local de Barcelona. Entrar en El Laurel es adentrarte en un escaparate lleno de empanadas y sabores que jamás imaginaste que podían juntarse en un mismo bocado y saber TAN BIEN. Además, es un local muy mítico porque está justo enfrente de los cines Renoir Floridablanca. Así que, sí, ya te estamos dando dos planes en uno: comprar unas empanadas, hacer estómago y corriendo al cine.

Respecto a los sabores, de verdad, ¡tienen muchísimos! Desde las empanadas de calabaza y curry hasta otra buenísima de berenjena con miel y jengibre… Eso sí, ya que vas, estírate un poco y coge un par porque si compras una te vas a quedar con ganas de muuuucho más.

Dónde: C. de Floridablanca, 135, 08011 Barcelona

2. Mimmar

Seguramente pensabas que este artículo estaría lleno de referencias a empanadas argentinas, pero NO. La verdad es que no ha sido fácil, pero hemos encontrado espacios que, como Mimmar, han creado su propia especialidad: las empanadas mediterráneas. Una tienda de empanadas artesanales que ya lo está petando gracias a su masa firme, que resiste muy bien el horneado sin ablandarse, y a un relleno bastante potente que remite a la cocina catalana. Justamente son sus sabores, que nos recuerdan al de nuestra infancia, lo que hace que volvamos una y otra vez a Mimmar.

Tienen de muchos tipos, desde una increíble cresta de polllo de payés donde se pone de manifiesto el asado caramelizado, con las ciruelas y los piñones, hasta unas empanadas de carne picada y boloñesa, inspiradas en los macarrones de la abuela. También incluyen en su carta un guiño a Asia, gracias a empanadas como la de pollo thai (bueníiisima).

Dónde: Carrer de Còrsega, 207

3. Rekons Urgell

Sí vas a Poble-Sec tienes que pasarte sí o sí por Rekons Urgell. ¿Por qué? Pues básicamente porque sus empanadas y sus postres están de muerte. En realidad, antes era una antigua charcutería, pero ahora es todo un referente de peregrinación moderna. La estética antigua es la misma, y eso atrapa mucho, igual que lo hace su carta de empanadas, ensaladas y otros dulces argentinos.

Además, es un lugar 100% casero donde puedes encontrar desde su mítica empanada de chorizo picante de León o las clásicas argentinas de carne suave, jamón y queso y caprese. ¿Quieres saber lo mejor? Que tienen hasta una empanada de pollo con cereza. Sí, sí, como lo lees. Ahora solo te queda pasarte a comer o lo que tú quieras.

Dónde: Carrer del Comte d'Urgell, 32

4. Basilicata

No todo iba a ser empanadas argentinas, ya te dijimos que Barcelona tiene mucha variedad. Es justo lo que demuestra la Basilicata, un local de empanadas peruanas y postres que está valorado como uno de los mejore sitios para comer empanadas de Barcelona. Si te gusta el picante, la empanada clásica de pollo picante es una de las mejores. Y ya que estás, deberías probar la tarta de chocolate. ¡No tiene rival!

Dónde: Alcalde de Móstoles, 30 (Passatge de Sant Pere)

5. La empanadería de Gràcia

Otro referente en este mundillo de ricas empanadas es La empanadería de Gràcia, muy cerca de la plaza de la Vila de Gràcia. Allí encontrarás una gran variedad de sabores. Están los clásicos, pero también los hay algo más novedosos, como las de berenjena o calabaza con queso, pera y queso de cabra, hummus o jabalí guisado. ¡Nos flipan!

Dónde: Carrer Francisco Giner, 60