Series fáciles para cuando solo te apetece desconectar sin pensar en nada

'Emily in Paris', 'Sex and the city', 'Keeping up with the Kardashians' o 'Archer' no te exigirán ni media neurona

2020 se está haciendo cuesta arriba. Qué te vamos a contar. Si no hubiéramos tenido suficiente con un confinamiento, es tan fácil como tener contacto con un positivo y pum: de nuevo a encerrarte en casa. A eso le sumas la incertidumbre laboral, el estrés y la ansiedad, y, en fin, que es facilísimo que te dé la bajona. Para ayudarte a superar esos momentos, a veces lo único que queremos es tumbarnos en el sofá, ponernos una serie que no exija demasiado y desconectar. Estas son ideales.

Emily in Paris

Dónde verla: Netflix

Estrenada en 2020, este altar audiovisual dedicado a la cursilería es ideal para tirarte y no usar ni una neurona. Fácil, pastelosa y corta, te la tragarás igual de rápido que una comedia romántica de los 2000. La serie es del creador de Sexo en Nueva York y sigue más o menos la misma dinámica de telenovela de tarde, aunque esta vez en lugar de un grupo de mujeres de Nueva York sigue la vida de una americana en París.

Sexo en Nueva York

Dónde verla: HBO

Hablando de Sexo en Nueva York, el clásico que tienes en HBO también es una muy buena serie para no pensar. Moda, amoríos, dramas banales y mujeres ricas son los ingredientes que catapultaron esta serie al éxito a finales de los 90. Cero complejidad argumental.

Real Housewives of Beverly Hills

Dónde verla: Netflix

Más mujeres ricas haciendo cosas: el reality Real Housewives of Beverly Hills es tan banal que es perfecto para momentos de bajona. Insultos, peleas y personalidades inestables entrando en colapso que hacen de perfectísimo ruido de fondo que no requiere tus cinco sentidos. Puedes tenerlo puesto mientras miras el móvil o haces tareas del hogar, que lo disfrutarás igual.

Keeping Up with the Kardashians

Dónde verla: Netflix y Amazon Prime Video

¿Por qué son tan famosas las Kardashian? Descúbrelo con este reality. Sinceramente el argumento es… ¿nulo? Una cámara acompaña la vida de cuando son prácticamente unas don nadie hasta que lo petan máximo. Bastante interesante ver las primeras temporadas (cuando llevaban unas pintas difíciles de describir) con lo que sabemos ahora de ellas.

What we do in the shadows

Dónde verla: HBO

En 2014 se estrenó una comedia vampírica que se ha convertido en culto friki, Lo que hacemos en las sombras. El éxito fue tal que basada en la película ha nacido esta serie de dos temporadas, con un humor muy absurdo.

Brooklyn Nine-Nine

Dónde verla: Netflix

Si no la has visto, ya estás tardando. Y de hecho, aunque no la hayas visto, seguro que has visto mil memes de ella en Internet, así que un poco ya sabes de qué va. El argumento es similar al resto de las cringe sitcom, está ambientada en un espacio concreto (en este caso, en una comisaría de Nueva York) y la acción se centra en las relaciones hiperbólicas de personajes construidos a base de tópicos. Muy divertida y fácil.

Archer

Dónde verla: Netflix

Agentes secretos disfucionales que trabajan para el ISIS. El Servicio Secreto de Inteligencia Internacional (International Secret Intelligence Service), por supuesto. El nombre de la agencia ya lo dice todo: es una serie de puro humor negro, de ese que o te saca la carcajada o te manda directamente a Twitter a criticarlo. Muy en la línea de Padre de Familia.

The Office

Dóne verla: Amazon Prime Video

Obviamente, no puede faltar The Office, considerada una de las mejores comedias de la historia, es una de estas series que sirve como happy place. Inocente, fácil, sin mala fe y con personajes que crecen rápidamente en ti. Te dejará una sonrisa de felicidad muy reconfortante para en plena bajona.